La cámara de diputados aprobó hace unos días una reforma, propuesta por el Presidente, para establecer el ejercicio de revocación de mandato.

Se estableció que a los tres años de gobierno (en 2021), la gente decidiría si la gestión del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, continúa los tres años restantes de su administración (hasta cumplir su sexenio completo, en 2024) o se cancelaba su gestión de forma anticipada.

Esta acción ha provocado una andanada de críticas de la oposición, que ven en la revocación de mandato un “indicio” de que “pronto” AMLO planteará su reelección.

Por ejemplo, Marko Cortés, presidente del PAN, difundió un video donde pide una “alerta internacional” porque en México “la democracia está en riesgo”.

Marko Cortés. Foto: Leo Casas/Quadratín

Ante estos cuestiones, hoy, en su rueda de prensa, Andrés Manuel López Obrador indicó que esas versiones sobre su intención de “reelegirse” son mentiras e infundios, y firmó un compromiso, en el cual establece que no se va a reelegir.

En el compromiso AMLO menciona que durante buena parte de su vida ha propuesto que se someterá, en caso de llegar a un cargo público, a la “revocación” de mandato. Puso el ejemplo de cuando fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, cuando lo aplicó y la gente decidió si continuaba o no durante toda su gestión.

Mencionó que aunque fue electo para seis años, el pueblo tiene la capacidad de cambiar cuando así lo quiera su gobierno.

AMLO mostrando su compromiso de no reelección. Foto: Especial

El mandatario mencionó que para cumplir dicho compromiso envió una reforma constitucional, pero, afirmó, “mis adversarios políticos, los conservadores que creen que soy como ellos porque su verdadera doctrina es la hipocresía, vociferan que la propuesta de someterme a la revocación de mandato encubre la intención de reelegirme en el 2024”.

Ante estas versiones, estableció cinco puntos:

  1. Soy maderista y partidario de los principios de sufragio efectivo y no reelección.
  2. Me inspiran los ideales y las convicciones, no la ambición al poder.
  3. Creo que el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás.
  4. Considero que basta con 6 años para desterrar la corrupción y la impunidad y convertir a México en una República próspera, democrática, justa y fraterna. No tengo duda que nos alcanzará el tiempo para consumar entre todos y de manera pacífica la Cuarta Transformación de la vida publica del país.
  5. En consecuencia, reafirmo que no soy partidario, no estoy de acuerdo con la reelección. Y que nunca, bajo ninguna circunstancia, intentaría perpetuarme en el cargo que actualmente ostento, porque ello no sólo significaría ir en contra de la Constitución, sino también traicionar mis principios y renegar de mi honestidad que estimo es lo más valioso de mi vida.

El mandatario, además de prometer que no se reelegiría, indicó que espera que dentro de seis años lo logrado por su administración sea muy complicado de revertir:

Sepan, pues, con todo respeto, señores conservadores, que abandonará la presidencia en el día precio que marca la máxima ley, la ley suprema, y que en el 2024, me iré allá, por Palenque. Pero también les digo, con sinceridad, y en buena lid, que deseo de todo corazón y con toda mi alama, que lo logrado para entonces sea muy difícil de revertir, y que el país no retroceda a los inmundos y tristes tiempos en que dominando la mafia del poder.