Una vez que la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó una bolsa de 5 mil millones de pesos para los siete partidos políticos con registro nacional, el Presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó un exhorto a los partidos políticos a reducir en 50 por ciento sus gastos y regresar ese dinero a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Tienen que reducir sus gastos y tienen que devolver el dinero a la Hacienda Pública, un porcentaje de esas prerrogativas. Es un llamado respetuoso, no es una orden, no es por la fuerza; es un llamado a que actúen de manera consecuente. Ya no estamos en los tiempos del derroche, de los gastos superfluos” “, recalcó el mandatario.

A diferencia del año pasado, este 2019  la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos autorizó un financiamiento de 4 mil 965 millones de pesos.

Consejeros del INE. Foto: Especial.

López Obrador insistió que no pueden existir “partidos ricos con un pueblo pobre”  por lo que llamó a los dirigentes de cada una de las formaciones políticas a manifestarse sobre el tema.

“Quiero escuchar que sean los primeros, los partidos progresistas”, declaró.

Para el año entrante, Morena –primera fuerza política del país– recibirá mil 710 millones de pesos, seguido del Partido Acción Nacional (PAN), con 943 millones, mientras que la bolsa de recursos para el Revolucionario Institucional será de 888 millones de pesos, y de 438 millones para el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) se le entregarán 419 millones de pesos, a Movimiento Ciudadano (MC) 403 millones, y el Partido del Trabajo (PT) recibirá 384 millones de pesos.

“El cálculo del financiamiento público a los partidos políticos no es una decisión del INE, sino una asignación que se hace conforme a una fórmula establecida en la Constitución. Revisar y discutir esa fórmula es decisión de los propios partidos”, señaló este miércoles el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova.

Según el órgano electoral, la cantidad de recursos que recibirá cada partido está definida mediante una fórmula que se obtiene multiplicando el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por 65% del valor diario de la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Y se establece que el reparto de esta bolsa entre los partidos con presencia nacional será 30% de forma igualitaria y 70% se dividirá de acuerdo con la votación obtenida en la elección inmediata anterior de los diputados de mayoría relativa.

El Partido Revolucionario Institucional  (PRI)  fue de los primeros en responder a la petición de López Obrador y se pronunció por fortalecer el financiamiento privado, aunque en ningún momento aclaró si en efecto, devolverán parte de sus recursos.

El PAN y su presidente nacional Marko Cortés no se habían pronunciado hasta el corte de esta edición.

El PRD tampoco ha fijado su postura, aunque el coordinador de los senadores de ese partido, Miguel Ángel Mancera, dijo a MVS que tendrían que revisar el nivel de financiamiento a los partidos ya que el financiamiento es dispar en cada caso. Dijo que incluso aplicando una reducción del 50 por ciento, Morena se quedaría con 800 millones de pesos, lo cual sigue siendo mucho dinero.

“Para mí es una propuesta muy simplona del Presidente de la República de quererse ganar la simpatía, de querer esconder los graves problemas económicos y de seguridad que vive el país, por una caja china con esta propuesta”, dijo al diario Reforma Ángel Ávila, de la dirigencia colegiada del PRD.

Pese a que en marzo de este año los diputados de Morena presentaron una iniciativa para reducir hasta 50% los recursos públicos que reciben los partidos, hasta el momento ni el partido ni su dirigente, Yeidckol Polevnsky hicieron algún pronunciamiento sobre la propuesta del Presidente López Obrador.

El silencio también fue la respuesta del Partido Verde Ecologista de México, Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo, pues ninguno de los tres partidos hicieron algún tipo de pronunciamiento oficial.

Por su parte, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, advirtió que en cualquier momento, los partidos pueden renunciar al presupuesto que tienen asignado, para que la institución devuelva los recursos a la Tesorería de la Federación.

Lorenzo Córdova, presidente del INE. Foto: Twitter.

Recordó que  tras los sismos de 2017, algunos partidos renunciaron a sus últimas mensualidades de ese año. Por ello, aseguró que corresponde a los institutos políticos decidir si le toman la palabra a Andrés Manuel López Obrador para renunciar al 50 por ciento de su presupuesto.

“A partir de esa base de cálculo, si eso ocurre, el INE no les deposita esa cantidad y la deposita a la Tesorería de la Federación, pero esto es algo que les compete a los partidos políticos, y son ellos los que deben decidir, en el ejercicio de su autonomía, si disminuyen o no la recepción del dinero que les corresponde”, dijo. 

Pero también advirtió que  si se cierra demasiado la llave del financiamiento público, los partidos políticos podrían buscar recursos de manera ilícita.