Andrés Manuel López Obrador terminó su primer año como Presidente de México con una aprobación histórica de 75 por ciento, un porcentaje envidiable para cualquier Jefe de Estado. El resultado de esta medición proviene de la encuestadora Parametría que dirige  Francisco Abundis. 

El líder de la consultora dijo que pese a que el tabasqueño ha caído alrededor de 11 puntos de su mejor indicador que fue de 86 puntos en febrero, mantiene los mismos niveles de aprobación que tenía hace cuando tomó posesión como presidente de la República. 

Abundis ha mencionado en anteriores entrevistas que en las encuestas  cara a cara, el mandatario federal tiene un nivel de aprobación cercano al 75 por ciento, y que en las encuestas por internet no se refleja ese dato porque excluyen a la población que no tiene acceso a este servicio como es el 35 por ciento, al igual que las encuestas  telefónicas, que sólo atienden al 50 por ciento del total de los habitantes. Es así, que algunos diarios nacionales  siguen sosteniendo que el nivel de aprobación de AMLO es únicamente del 58 por ciento. 

Foto: Presidencia de la República.

Por ello, el encuestador refirió que los ejercicios que hacen cara a cara son las que tienen representación en todo el país, y cuenta con menor sesgo con respecto a las otras encuestas como las de internet que tienen mayor sesgo por niveles de usuarios que tienen sobre representación de algunos grupos.

“Las diferencias son comprensibles si se excluye a la base social del Presidente, que es naturalmente la de menos ingresos, por ello tanto las mediciones de internet como las telefónicas subestiman el apoyo presidencial entre 5 y 15 puntos dependiendo del momento y la pregunta”, escribió el consultor en su columna para el diario Milenio de este viernes. 

Para el consultor,  las encuestas serias mantienen niveles superiores al 70 por ciento, por lo que pese a distintos eventos de inseguridad como el llamado Culiacanazo  y LeBarón no han afectado la imagen de Andrés Manuel.

Abundis menciona también en su columna del diario Milenio que existen cuatro dimensiones de análisis  conviven de manera simultánea: lo que dicen los diarios en sus encabezados, lo que dicen los especialistas  o analistas en temas diversos como economía, inseguridad, transparencia, etcétera;  lo que  se da en redes sociales, donde tienen acceso 65 por ciento de mexicanos, y finalmente está la discusión del ciudadano promedio, que se da entre sus familias, colegas y en general en su cotidianeidad.

“Dependiendo de qué discusión o público se observe se puede llegar a conclusiones distintas”, señala el director de Parametría. 

De acuerdo con el especialista, el combate a la corrupción es un tema en el que AMLO está avanzando y la gente se lo reconoce. Señala además que en el tema de la economía, a pesar de que existe una opinión compartida entre especialistas de que el Gobierno de AMLO no va bien, es una percepción especulativa que podría cambiar conforme avance el sexenio. 

“No sabemos cómo va a reaccionar la opinión pública o porque no sabemos si el gobierno pueda tener alguna sorpresa a pesar de lo que dicen los especialistas de economía e inseguridad. Estos son los temas de opinión a los que tendremos que seguir poniendo atención en los siguientes meses para explicar la aprobación presidencial”, añade. 

Por su parte, la encuesta Enkoll reveló que en noviembre el presidente de México tuvo un nivel de aprobación del 72 por ciento, aunque ha bajado sus indicadores en los últimos meses.

En la escala del 1 al 10, López Obrador tuvo una calificación de 7,2, es decir, que la mayoría de los mexicanos aprobó su gestión a un año de haber comenzado su Gobierno.