De visita en México, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, se dijo “realmente impresionada de los primeros pasos que ha dado el gobierno” del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras reunirse con el mandatario en Palacio Nacional por casi una hora, Lagarde contó a los periodistas que tuvo una conversación “muy alentadora” con AMLO, en la cual él le dejó muy claro que sus prioridades son elevar el crecimiento económico de México y reducir la desigualdad.

Luego de la reunión, Lagarde subió un mensaje a su cuenta de Twitter felicitando a López Obrador por mantener políticas fiscales prudentes y enfocarlas “hacia un crecimiento inclusivo, reducir la pobreza, la desigualdad y la corrupción”.

Por su parte, poco después de su reunión con la directora del FMI, el Presidente López Obrador difundió una foto del encuentro y escribió este mensaje:

Durante el encuentro, el Presidente López Obrador estuvo acompañado de su gabinete económico, el cual está encabezado por el secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa.

AMLO durante su campaña a la Presidencia en 2018. Foto: Cuartoscuro

AMLO, un crítico del FMI

Hoy el Presidente López Obrador apareció  sonriente en las fotografías en las que fue captado conversando con la directora del FMI, Christine Lagarde, durante su reunión en Palacio Nacional. Sin embargo, no todo ha sido miel sobre hojuelas en su relación con este organismo económico internacional.

Hace un año, cuando todavía era candidato a la Presidencia, López Obrador culpó al Fondo Monetario Internacional de ser “cómplice de la corrupción” en México y haber solapado las recetas que durante el periodo neoliberal aplicaron a rajatabla sus alumnos en México.

Luego de que el FMI pronosticara durante la campaña que la economía se ponía en riesgo por la incertidumbre electoral, en un tímido mensaje con el que mostraba su desacuerdo ante el posible triunfo de la izquierda en México, AMLO se lanzó con todo contra el organismo, al cual le exigió dejar de preocuparse por los que pasaba en México, pues sus recomendaciones poco le han ayudado a los mexicanos y la economía.

“No tienen nada de qué preocuparse, nos ha ido muy mal con los protegidos del Fondo Monetario Internacional, los alumnos del Fondo Monetario Internacional han hecho un mal papel en el manejo de la economía nacional. No ha habido crecimiento económico desde hace 30 años” dijo AMLO en entrevista con los medios.

Por ese motivo, el ahora Presidente prometió en ese momento que de ganar la elección, México tendría su propia agenda y no se sometería a las recetas neoliberales que le quisiera imponer el FMI u otro organismo internacional.

“Las recetas del FIM no han dado resultado, nosotros vamos aplicar nuestra propia agenda; primero, acabar con la corrupción, que es el cáncer que está acabando a México y que ha sido solapado y encubierto por el Fondo Monetario Internacional y otros organismos”, señaló.

El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y el Presidente López Obrador. Foto: Especial

México no le pedirá ningún préstamo al FMI: Urzúa

Hace unos días, cuestionado sobre la visita de la directora del FMI a México, el titular de Hacienda, Carlos Urzúa, dejó en claro que el gobierno de AMLO no tenía planeado adquirir algún préstamo con este organismo.

Urzúa fue más allá y destacó que actualmente México no le debe “ni un quinto” al FMI y la visita de Lagarde sólo tenía como objetivo su asistencia a un evento de promoción en el cual se tenía contemplado destacar la participación de las mujeres en la vida pública.

“Nosotros no le debemos un quinto al Fondo Monetario Internacional, al contrario, el Fondo Monetario Internacional nos considera tan solventes que somos, probablemente, uno de dos o tres países a los que el Fondo Monetario dice: ‘Si algún día necesitas dinero nada más dime’”, mencionó el funcionario durante una de las conferencias de prensa matutinas.