Este jueves, el Presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió a todos los servidores públicos, sin importar su nivel, que deberán dar a conocer su información patrimonial y el de sus familiares cercanos para poder continuar en el gobierno.

Durante su conferencia de prensa de esta mañana, indicó que según las condiciones normativas vigentes, los servidores públicos pueden mantener en secreto las declaraciones patrimoniales a las que están obligados, pero deberán transparentarlos “por condiciones de índole moral”.

Ayer, luego de haber cargado sus declaraciones patrimoniales a la plataforma Declaranet, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán y el titular de la Consejería Jurídica del Ejecutivo, Julio Scherer Ibarra, no aceptaron que se hiciera pública la información sobre su patrimonio.

Al respecto, López Obrador aclaró que quien no dé a conocer sus bienes, con la excusa de que la ley no se los exige, no va a poder desempeñarse dentro de su gobierno.

El tabasqueño dijo que así lo ofreció en la toma de protesta, por lo que, quien se niegue a informar sus declaraciones patrimoniales no trabajará en el gobierno.

Añadió que el principal problema de nuestro país es la corrupción e hizo referencia al ranking global de México como país corrupto en los siguientes términos:

“Me repatea el hígado el saber que organismos internacionales como Transparencia Internacional nos coloca en el sitio 135 en corrupción… me indigna, me molesta, no puedo decir otra palabra. Eso se acabó”, dijo.

Adelantó que esta semana hará su propia declaración patrimonial.