El Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tiene la intención de revertir la Reforma Energética que impulsó Enrique Peña Nieto con el respaldo de los diputados panistas.

De acuerdo con El Financiero, el pasado 22 de julio, el mandatario se reunió con los titulares y comisionados de organismos como la Comisión Reguladora de Energía (CRE), la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), donde  les leyó los nuevos lineamientos de la  nueva política energética, y les preguntó si esta puede efectuarse  bajo el marco actual de la Reforma Energética.

AMLO les pidió básicamente a los organismos reguladores del sector energético que fortalezcan a  las dos compañías propiedad del Estado: Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Sostengo que los órganos de regulación creados durante el periodo neoliberal deben ajustarse a la nueva política económica y energética, y que su misión debe ser la de sumar esfuerzos con la Secretaría de Energía, Pemex y la CFE para rescatar la industria del petróleo y electricidad de la nación”, señala un documento que fue leído a los comisionados y titulares durante la reunión en Palacio Nacional.

AMLO señala en el escrito que la Reforma Energética, que permitió otorgar más de 100 contratos a empresas privadas, era similar a la “política de saqueo”, y que solo fue posible gracias a “sobornos otorgados a la mayoría de los legisladores y a través del engaño de los medios“.

El memorándum contiene 17 medidas que rigen la nueva política energética y en los cuales debe basarse la actuación de los organismos. Entre otras cosas, dice El Financiero, el documento pide a los reguladores suprimir cualquier otorgamiento de subsidios de cualquier índole a empresas particulares y detener la entrega de permisos y concesiones a particulares en el sector energético por sobreoferta de petróleo y electricidad para el mediano y largo plazo.

La investigadora de México Evalúa, Ana Lilia Moreno, —citada por El Financiero— dijo al respecto que la petición de AMLO está dentro del marco legal. 

“Está actuando dentro de un margen que también le permite la ley, estos órganos reguladores pertenecen a sistemas de reguladores energéticos que no tienen autonomía constitucional. (Los organismos) tienen que responder a la Sener, tiene un poco de razón al pedir a los comisionados que participen, hay un margen de maniobra en la ley, del que está haciendo uso. El Presidente tiene muy bien calibrado sus márgenes de maniobra política”, dijo.

Algunos analistas del sector energético consideran que AMLO hará valer el principio del dominio de la nación sobre los recursos naturales, por lo que no se descartaría que el mandatario esté enviando al Congreso de la Unión una iniciativa de ley en la materia.

La idea es que Pemex y CFE tengan la mayor participación, y los contratistas del sector privado accedan a un 46 por ciento como máximo en  la generación nacional de electricidad.

En la carta, el titular del Ejecutivo afirma que a pesar de que se respetarán las “concesiones” de las rondas petroleras que realizó la CNH, no se convocarán “nuevas subastas, pues el potencial petrolero que quedó fuera de tales concesiones solo podrá ser explotado por Pemex”.

El presidente también mencionó en el memorándum que el sistema nacional deberá ser alimentado, principalmente por las centrales hidroeléctricas de la CFE, seguido de otras plantas propiedad de la compañía nacional, por las centrales eólicas y solares, y por último la electricidad generada por los ciclos combinados de empresas privadas.

“No (debemos) permitir que la CRE, el Cenace, la CNH y otros organismos, supuestamente autónomos, y los consejeros de Pemex y la CFE, terminan convertidos, como era la intención de los tecnócratas privatizadores y de sus jefes, en simples instrumentos con la simulación del libre mercado, en instancias a modo y en andamiajes servirles en beneficio del sector privado y el perjuicio del patrimonio nacional”, resalta el escrito.

Estos son los 17 puntos de la nueva política energética de AMLO, de acuerdo a una infografía de El Financiero. 

Infografía El Financiero.