Por medio de un memorándum dirigido a funcionarios públicos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) les giró instrucciones para combatir la corrupción y cualquier tipo de influyentismo. Incluyó a sus familiares directos e indirectos. Dijo que, si no obedecen, ejercerá acciones penales en su contra.

La carta señala lo siguiente: “No acepto bajo ninguna circunstancia que los miembros de mi familia hagan gestiones, trámites o lleven a cabo negocios con el gobierno en sus beneficios o a favor de sus recomendados. Esto incluye a mi esposa, hijos, hermanos, hermana, primos, tíos, cuñados, nueras, concuños y demás miembros de mi familia cercana o distante”.

El tabasqueño dijo que ningún funcionario tiene la obligación de escuchar “propuestas indecorosas” de nadie, y en el caso de sus familiares “ni siquiera de recibirlos en sus oficinas o contestarles el teléfono”.

Por lo anterior, el presidente les advirtió: “Sólo me resta decirles que, de no cumplirse esta recomendación, se podría caer en actos de deshonestidad y en la esfera del derecho penal”.

El combate a la corrupción es una de las prioridades de AMLO y en lo que va de su administración, cerca de 400 servidores han sido inhabilitados por la Secretaría de la Función Pública (SFP), quien ha aplicado también sanciones resarcitorias por una suma que supera los 656 millones de pesos.

La titular de la dependencia, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, contó a la Agencia Notimex en días pasados que recibieron una Administración Pública Federal “en llamas, con muchísimos escándalos, con muchísimas necesidades de remontar los problemas y una falta de organización”.

Por ese motivo, se han hecho todas las inhabilitaciones señaladas, así como más de 6 mil 200 procedimientos de responsabilidades administrativas y 111 sanciones económicas que suman un monto mayor a los 657 millones de pesos.

Y explicó que los medios le han dado mayor relevancia a casos como el del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, quien quedó habilitado por 10 años, por ser uno de los más sonoros, pero no son los únicos.