Desde Ciudad Juárez, Chihuahua, el epicentro de los feminicidios y los miles de muertos y desaparecidos que han dejado más de una década de guerra contra el narcotráfico, el virtual Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a hacer todo lo que sea necesario para lograr la paz. 

“Yo estoy con ustedes, de corazón, y voy a hacer todo lo que este de mi parte, se los digo manera sincera, vamos a lograr la justicia”, les dijo López Obrador.

El virtual Presidente Electo indicó que se llegó a los extremos de inseguridad y violencia en el país porque se abandonó a los jóvenes y a la actividad productiva, pues con el modelo neoliberal lo único que le importó a la clase política fue el saqueo de los bienes de la nación.

En su intervención, López Obrador reiteró que está a favor del perdón y en contra de la ley del talión porque, advirtió, todos quedarían “chimuelos o tuertos”. Por ese motivo expuso que es necesario “estar dispuestos a perdonar. Olvido no, perdón sí”.

“Voy a hacerme cargo del problema de la seguridad de manera personal. Todos los días en la mañana me voy a reunir para recibir el parte y todos los días vamos a tomar decisiones. No voy a delegar este asunto a ningún funcionario, lo voy a atender de manera personal”.

AMLO hizo también un llamado a la reconciliación nacional y recordó que todo lo que sea bueno para México será llevado a cabo, sin importar la postura de otros países. 

“No es de que, esto no le parece a un gobierno extranjero. ¡No nos importa! Si es bueno para México se va a llevar a la práctica. Esa es una gran ventaja, recoger los sentimientos de la gente para llevarlos al programa. Podemos actuar con libertad”.

Frente a los familiares de personas desaparecidas quienes le pidieron ayuda para encontrar a sus seres queridos, López Obrador pidió que no haya simulación en los foros de consulta en los que se elaborará una nueva estrategia en el combate contra el crimen y se comprometió a atenderlos.

“Por eso es muy importante que iniciemos este foro aquí en Ciudad Juárez en un ambiente de libertad, de pluralidad, tenemos que debatir, sin censura, sin cortapisas, tenemos que escucharnos para que en entre todos elaboremos el programa y llevemos a la práctica el programa que nos permita pacificar a nuestro querido México.

“Que de estos foros salga una propuesta, lo más consensuada posible, aunque nos lleve tiempo y mucha discusión, y hay que debatir y no dejar de tocar ningún tema. No debe haber tabú, no debemos de autocensurarnos, somos libres. Todo lo que le convenga al pueblo de México se va a llevar a cabo, no tenemos compromisos con grupos de interés creados, nada más tenemos como amo al pueblo de México, entonces, tienen ustedes todas las libertades para que se analicen todas las opciones”.

Así, López Obrador dio inicio al primero de los 18 foros para la pacificación del país, acompañado por una parte estratégica de quienes lo acompañarán en su Gabinete, como el próximo Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, y la futura Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, así como del actual Gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado y del presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez.

Durazo adelantó que los crímenes de lesa humanidad, los feminicidios, la trata o la tortura no estarán sujetos a amnistía, pues no se busca un pacto con el crimen organizado. Mientras que Sánchez Cordero explicó que combatir la violencia con más violencia ha ocasionado una avalancha que ha dejado 37 mil desaparecidos y más de 100 mil asesinados.

“El país, lo sabemos, es un país de personas desaparecidas. También sabemos que está lleno de fosas clandestinas, de servicios forenses con personas sin identificar y hasta la fecha no se han entregado recursos para estas tareas”, dijo la ex magistrada.

Además indicó que la pacificación del país no se logrará de la noche a la mañana, sino que requiere hacer reformas a todos los niveles; no obstante, declaró que es responsabilidad de los gobiernos federal y locales lograr la gobernabilidad.

“Estamos conscientes de lo difícil de conjuntar víctimas de distintos tipos de delitos y violaciones a los derechos humanos (…) también que para las víctimas es difícil acercarse a estos foros por miedo y por falta de seguridad”, dijo, y agregó que se pondrá en el centro a las víctimas y se contará con la ayuda de expertos nacionales y extranjeros.

La futura secretaria de Gobernación agregó que es necesario pensar en vías para reparación del daño y las comisiones de la verdad deben contar con los recursos necesarios para escuchar a los diferentes actores, para comenzar a acercarse a la “memoria colectiva”, considerada como un derecho humano.

“El país, lo sabemos, es un país de personas desaparecidas. También sabemos que está lleno de fosas clandestinas, de servicios forenses con personas sin identificar, y hasta la fecha no se han entregado recursos para esas tareas”, dijo.

Explicó que es necesaria una Comisión de Desaparecidos para enfrentar lo que llamó “uno de los peores escenarios de nuestra historia reciente”. Reconoció además que el esfuerzo implica reconocer que hay un abismo del que muchos mexicanos y mexicanas son ajenos, o quieren ser ajenos, y se debe entender como el principio de un proceso, y no el proceso en sí mismo.

“La paz es un trabajo colectivo que involucra a todos”

Al dar su mensaje de inauguración, Alfonso Durazo dijo que uno de los primeros objetivos del foro será construir una receta para la pacificación del país, donde se buscará el entendimiento entre todos los mexicanos para construir la paz.

“Planteamos cambiar radicalmente el modelo de coerción policial militar por una policía basada en un concepto integral de seguridad y con el imperativo de que por encima de todo está el ser humano”, dijo.

También explicó que se van a explorar todas las ideas y propuestas que permitan recuperar la paz en el país, incluida la amnistía y el indulto, pero que bajo ninguna circunstancia podrán someterse a éstos los crímenes de lesa humanidad. “Los únicos beneficiarios posibles serán aquellos responsables de delitos que no impliquen violencia”, especificó.

Anunció que su administración trabajará en torno a cinco ejes:

  1. Víctimas, garantías de no repetición y mecanismos de reparación
  2. Seguridad y justicia
  3. Dinámicas fronterizas, migración y seguridad
  4. Prevención, cohesión comunitaria y reconstrucción nacional
  5. Construcción de la paz