Este martes, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se dirigió a los funcionarios públicos que no estén dispuestos a bajar su salario conforme a lo establecido en la Ley de Remuneraciones de Servidores Públicos – los que obliga a no recibir más de los 108 mil pesos que recibirá el presidente del país- y buscan ampararse.

“El servicio público no es para hacer dinero, es para servir a los ciudadanos. Los funcionarios que no estén de acuerdo con la Ley de Remuneraciones pueden inconformarse, están en su derecho”, indicó en la conferencia matutina que ofreció este martes.

Añadió que es deshonesto que un funcionario acepte recibir hasta 600 mil pesos mensuales, en un país donde existe tanta pobreza.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador en rueda de prensa. Foto: Especial

Explicó también que es falso que con menores salarios lleguen a la administración pública personas con menor preparación, pues muchos secretarios y subsecretarios cuentan con maestría o doctorado.

En todo caso, indicó, los funcionarios tienen también el gran incentivo de dedicarse a trabajar por el bien del país.

“(Los secretarios) no sólo van a ganar 105 mil pesos mensuales, sino que tendrán la gran satisfacción de servir al pueblo. No sólo de pan vive el hombre; lo material no es la felicidad, no es el dinero. La felicidad es estar bien con uno mismo”, declaró.

Aprovechó para señalar a los inconformes que están en su derecho de buscar otro empleo en el sector privado, pero advirtió que “tampoco pagan mucho, porque todo esto es fantasioso, hay muchos mitos. Pregunten cuánto gana un gerente en una empresa, en un banco. No crean que ganan mucho”.

¿Quiénes serán los más afectados con esta reducción?

Los principales afectados por la nueva política de reducción de salarios serían el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y Petróleos Mexicanos (Pemex), ya que del total de los servidores públicos que ganan más del nuevo límite, 29 por ciento trabajan en el primero y 23 por ciento en el segundo.

En el CFJ son 10 mil 536 los empleados que reciben salarios superiores al límite establecido, por lo que al someterse al nuevo régimen, se tendrían ahorros de hasta 10 mil 697 millones de pesos.

También secretarías como la de Hacienda, Marina, Defensa, Gobernación y la Comisión Nacional de Electricidad son las que tienen más funcionarios ganando más de 108 mil pesos mensuales.

Pero además, los magistrados de la Suprema Corte y el Tribunal Electoral Federal, así como comisionados, consejeros, presidentes de órganos, titulares de secretarías y subsecretarios, así como oficiales mayores, directores generales, directores, vocales, algunos jefes de unidad, asesores, secretarios particulares e incluso académicos tendrás afectaciones en sus salarios.

Ellos se oponen a esta modificación

Aunque esta medida ha sido decretada para ahorrar dinero y combatir la corrupción, varios personajes de la política nacional se han opuesto a ella.

Olga Sánchez Cordero

Aún cuando acaba de ser designada como secretaria de Gobernación, la también ex magistrada ha declarado que rechaza la propuesta de López Obrador de reducir el sueldo de los jueces y magistrados.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación. Foto: Especial.

Sánchez Cordero explicó a Animal Político que no es recomendable hacer una reforma constitucional para reducir los ingresos del poder judicial, pues “un juzgador es un actor fundamental en la paz social del país”.

Añadió que “para llevar juicios bien, donde no haya corrupción, donde no les estén pidiendo a sus defendidos para las copias, para la torta, no les piden porque ellos cuidan sus puestos. Se capacitan. Quién dice que es mucho o poco. Lo dice el mercado de profesiones”, explicó.

Agregó en aquella ocasión que para hacer funcionar ese aparato es necesario que haya buenos sueldos fijos y un porcentaje de egresos en las entidades para el Poder Judicial, para no estar sujetos al “contentillo” del Legislativo o de los gobernadores.

Luis María Aguilar

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha expresado que las remuneraciones de los jueces no son “privilegios” sino condiciones necesarias.

“Las condiciones de seguridad, estabilidad, remuneraciones dignas y capacitación no son para el beneficio personal de los juzgadores, ni mucho menos privilegios inconfesables de éstos, sino condiciones necesarias para un servicio público indispensable, ineludible en un país democrático que busca tener paz en el respeto a los derechos humanos de todos”, indicó.

El magistrado presidente de la SCJN, Luis María Aguilar Morales. Foto: Especial.

Los juzgadores necesitan “tener remuneraciones y condiciones de retiro razonables y dignas, que les permitan tener la humana tranquilidad para reflexionar su análisis y decisiones sin presiones ni internas ni externas que dobles la vara de la justicia”, dijo el juez.

Ciro Murayama

El consejero del Instituto Nacional Electoral pidió que se analizara responsablemente la propuesta de López Obrador, pues las percepciones del personal del instituto no son un privilegio y corresponden a la labor que desempeñan.

“La ruta que seguiremos es de máxima disposición de diálogo, de conversación; máxima sensibilidad y al mismo tiempo mucha responsabilidad, porque aquí los consejeros estamos de paso, pero quien hace que el INE sea una institución ejemplar, que esté al servicio de la ciudadanía, es el Servicio Profesional Electoral”, expresó.

Diego Fernández de Cevallos

El panista declaró que la reducción de sueldos no servirá para combatir la corrupción, sino que se trata de un “capricho”, “un atropello” y “una barbaridad”, aunque aceptó que hay una insolencia en el gasto de los funcionarios.

Diego Fernández de Cevallos. Foto: Especial

“Lo único que va a lograr con ese capricho es la mala aplicación de las labores. Cualquier magistrado, al salirse de ahí, ganaría 10 veces mas. Están ahí por vocación. Bajar sueldos no ayudará a reducir la corrupción”, le dijo a Azucena Uresti en una entrevista.

Añadió que para acabar con la corrupción se necesita crear una Fiscalía autónoma y en la que el titular no sea elegido mediante una terna.