Por manifestarse en contra el aumento del transporte público, un grupo de ciudadanos fueron reprimidos por policías antimotines del Gobierno de Jalisco, a cargo del emecista Enrique Alfaro Ramírez.

Esta tarde, la estación Plaza Universidad del Tren Ligero de Guadalajara, fue “tomada” por un grupo de jóvenes en protesta por el aumento de 7 pesos a 9.50 pesos el precio del transporte público, un incremento del 35 por ciento respecto al costo anterior.

Los manifestantes se subieron a los aparatos que controlan el ingreso con el fin de detener las puertas y dejar pasar libremente a los usuarios, es decir, sin cobrarles un centavo. 

En respuesta, como si se trata de delincuentes, el gobierno de Enrique Alfaro mandó a un grupo de policías antimotines, quienes ataviados con casco y escudo, ingresaron a la estación, golpearon a las personas y hasta sacaron a rastras de los vagones a un grupo de jóvenes mujeres.

Y no sólo eso, con abuso de autoridad y brutalidad policiaca, los antimotines golpearon a los manifestantes, muchos de ellos jóvenes menores de edad, frente al desconcierto de los pasajeros, quienes impávidos se dedicaron a observar desde los vagones del Tren Ligero los actos represivos del político emanado de las filas de Movimiento Ciudadano. 

También hubo ciudadanos que ante lo que sucedía, reaccionaron y pidieron a los policías que se calmaran y dejaran de golpear a los jóvenes.

Afuera de la Estación del Tren Ligero, en la Plaza Universidad, los policías continuaron exhibiendo y reprimiendo a los detenidos. Uno de los jóvenes, identificado como José Miguel Águilar, todavía fue maltratado y exhibido por los policías sin ninguna contemplación.

Los elementos policiacos, jamás brindaron algún tipo de atención médica ni hicieron algo para detener la hemorragia de las heridas que le provocaron los golpes propinados por ellos mismos momentos antes durante la represión en la estación del Tren Ligero. Al contrario, ejercieron mayor brutalidad para detenerlo, aún cuando no oponía resistencia.

Tras la represión, los manifestantes que lograron evadir a los policías se dirigieron al cruce de la avenida Juárez esquina con Ramón Corona para realizar un bloqueo intermitente con el fin de exigir la liberación de los jóvenes detenidos por manifestarse en la Estación Juárez del Tren Ligero.

 

Los manifestantes denuncian que no han vuelto a saber nada de 4 jóvenes que fueron reprimidos y detenidos por los antimotines de Jalisco, por lo cual comenzaron a difundir sus fotografías en redes sociales con el fin de responsabilizar al gobernador Enrique Alfaro de cualquier cosa que les suceda.

Estos son sus nombres y sus rostros 👇

Yahir Orozco, estudiante de la Universidad de Guadalajara

Rogelio Rodríguez, estudiante de Derecho de la Universidad de Guadalajara

Ajcahuetzcato Isa

José Miguel Aguilar Villafaña

La hermana de José Miguel Águilar Villafaña, uno de los detenidos, denunció en su cuenta de Twitter que acudió a las instalaciones de la Fiscalía General de Jalisco y los funcionarios le dijeron que no saben dónde ni cómo está, pese a que horas antes se difundió un video que circula en redes sociales, en el cual se puede ver el momento en que fue brutalmente golpeado y detenido.

Aproximadamente a las 3 de la mañana de este sábado, los jóvenes fueron liberados por las autoridades de Jalisco.

Hoy a las 5pm está convocada una marcha del Parque Rojo (o Revolución) a Palacio de Gobierno, para exigirle al gobernador que dé marcha atrás al aumento del pasaje y un alto a la represión de las protestas sociales.

Alfaro traiciona y pacta en vacaciones el aumento con empresarios

Enrique Alfaro anunció apenas el miércoles pasado que el precio del transporte público aumentaría de 7 a 9.50 pesos. El anuncio lo hizo junto a empresarios jaliscienses, quienes “se comprometieron” a “apoyar” a sus trabajadores para que el aumento “no les pegara” tanto.

El anuncio se dio exactamente el día en que la Universidad de Guadalajara salió de vacaciones, y por lo tanto estudiantes profesores de la máxima casa de estudio no se encuentran en la ciudad o no tienen puntos de reunión, como podrían ser los centros universitarios.

Alfaro presumió que, con el aumento, el transporte público sería más moderno pronto, y que estaría completamente “integrado”.

Hace apenas cinco años, Enrique Alfaro era un gran crítico del gobierno del priísta Jorge Aristóteles Sandoval, especialmente cuando éste aumentó el precio del transporte público. Hoy, ya como gobernador, Alfaro incrementó también el precio de dicho servicio, pero en un porcentaje mucho mayor al que lo hizo su predecesor.