El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, estaba listo para comenzar la reactivación económica el próximo lunes 1 de junio, sin embargo, por sugerencia del Grupo de Análisis de la Sala de Situación en Salud de la Universidad de Guadalajara, eso no será posible.

El rector de esa casa de estudios, Ricardo Villanueva Lomelí, afirmó en rueda de prensa la tarde de este viernes, que la cuarentena deberá extenderse por lo menos 15 días más para evitar la propagación de contagios.

Y aunque la recomendación provino de esa institución educativa —que ha sido aliada política de Enrique Alfaro— el gobernador jalisciense estalló de ira en contra del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, a quien incluso calificó como “cínico”.

Según el mandatario, el Gobierno Federal, dejó en manos de cada estado, la determinación de apertura económica, pese a que el país continúa en un pico alto de contagios por la COVID-19.

“Es verdaderamente increíble el nivel de cinismo del señor López-Gatell, lo digo con todas sus letras, ahora nos quiere echar a los estados la responsabilidad de iniciar un proceso de reactivación de la economía, porque ya pintó a todo el país de rojo”, expresó el mandatario en conferencia de prensa.

Pero, lo que no le gustó al gobernador jalisciense, fue que el Gobierno Federal pintara de rojo a todas las entidades federativas (a excepción de Zacatecas) como zonas de alto riesgo de contagio de COVID-19, pues según él, de 4 indicadores que tiene Jalisco, dos están en verde, uno en amarillo y uno solo en rojo, gracias a las medidas de aislamiento que implementó desde el comienzo de la pandemia.

“Del semáforo son 4 indicadores y ponen a todos en rojo. ¿Cómo nos explican eso? Si Jalisco tiene de 4 indicadores 2 en verde, uno en amarillo y uno en rojo, por qué salimos en rojo, o sea, ni con sus interminables explicaciones técnicas puede sostener esta idea”, dijo Alfaro Ramírez.

Desde el comienzo de la pandemia, Alfaro Ramírez ha trazado su propia ruta para combatir al COVID-19, desoyendo  las recomendaciones del Gobierno Federal; primero, se adelantó cinco días al confinamiento, se empeñó en comprar pruebas PCR, aplicó un Estado de Excepción —que incluye arresto a las personas que no porten cubrebocas—, y  pretendió comenzar la reactivación económica el pasado 15 de mayo, pero la Universidad de Guadalajara le informó que no era conveniente y anunció como nueva fecha  el 1 de junio.

Sin embargo la casa de estudios —que es gobernada desde hace más de 25 años por el ex rector Raúl Padilla López— le volvió a poner un alto a sus intenciones, coincidiendo con las medidas tomadas por el Gobierno federal y Alfaro Ramírez no tuvo más remedio que aceptar una extensión de la cuarentena hasta el próximo 15 de junio

El rector de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí, expresó en rueda de prensa, que la extensión de la cuarentena hasta el 15 de junio se debe a que el pasado 10 de mayo en que se conmemoró el Día de la Madre, miles de tapatíos salieron de sus hogares a celebrar, pero esa no sería la única razón, sino que  también se han reabierto bares con venta de cerveza y alitas, que han motivado a los jaliscienses a relajar las medidas de aislamiento social.

Según los reportes de la Sala de Situación en Salud de la Universidad de Guadalajara, entre el 10 y 15 de mayo, los casos de COVID-19 en Jalisco aumentaron un 56 por ciento, tan sólo el Día de la Madre, se habrían contagiado 88 personas.

Al corte de este jueves, la Secretaría de Salud Jalisco reportó un acumulado de mil 432 contagios en la plataforma del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, y dos mil 161 en el conteo estatal que incluye los resultados positivos en laboratorios privados y de la Universidad de Guadalajara.

A unos días de que diera inicio la  Fase 0 para la Reactivación Económica, los contagios diarios van en aumento, una tendencia que se espera continúe en las siguientes semanas. El lunes fueron 57, el martes, 58; el miércoles, 60, y este jueves 77.

Alfaro ha sido uno de los principales críticos de López-Gatell. En reiteradas ocasiones ha puesto en duda el manejo de la pandemia por parte del Subsecretario de Salud y vocero del Gobierno Federal para la COVID-19. Por ejemplo, a principios de abril calificó como “traidor a la patria“ por negarse a implementar un programa de pruebas masivas de coronavirus.

Como respuesta, López-Gatell se limitó a enviarle saludos y le agradeció su dedicación a su trabajo.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud. Foto: Especial.

El 12 de mayo pasado, el subsecretario de Salud, anticipó que el pico de contagios en Guadalajara, Jalisco, se presentaría el 13 de junio, al ser la segunda ciudad con más población en todo el país, y,  si bien reconoció que el número de contagios era menor,  advirtió que podría levantarse un pico epidémico. 

El 24 de mayo volvió a reiterar sus pronósticos para la ciudad jalisciense y la de Monterrey, pero agregó que  podrían entrar tardíamente a una mayor actividad en la transmisión del COVID-19, razón por la que su curva de contagios podría alargarse hasta octubre, donde chocaría con el inicio de la temporada de influenza.

Cerca de las 20:00 horas, Alfaro Ramírez posteó un mensaje en Facebook en el que se limitó a señalar que su gobierno será más severo en la aplicación de sanciones a los negocios que incumplan con las medidas sanitarias.

En redes sociales el mandatario fue vapuleado por sus mensajes confusos y afán de protagonismo.