Han pasado tan sólo unos días desde que Andrés Manuel López Obrador tomo posesión como Presidente de México y ya es posible ver algunos cambios a lo que, por años, estuvimos acostumbrados en nuestro país.

Contacto con el pueblo

La cercanía que tiene el tabasqueño con los mexicanos no tiene precedentes. Un ejemplo claro fue como, el 1 de diciembre pasado, mientras se dirigía en su característico Jetta blanco de su casa en Tlalpan hacia la Cámara de Diputados, un ciclista se le emparejó al auto y le dirigió algunas palabras.

Esto fue posible gracias a que AMLO, contrario al resto de los presidentes, no estaba acompañado por el gran número de vehículos blindados llenos de seguridad del Estado Mayor Presidencial.

Ese mismo día, luego de ofrecer una comida a los mandatarios extranjeros y funcionarios de primer nivel que lo acompañaron en Palacio Nacional, el tabasqueño salió del inmueble para dirigir un discurso ante miles de simpatizantes que lo esperaban en la explanada del Zócalo capitalino.

Antes de subir al templete, López Obrador se salió del protocolo y se dirigió hacia donde estaban algunos de los asistentes, para poder saludarlos.

Al finalizar su discurso, AMLO regresó a su residencia a bordo de su Jetta blanco.

Respaldo de la gente

El pasado 1 de diciembre, durante la celebración por el cambio de poder en la que, incluso, los pueblos indígenas le hicieron entrega del Bastón de Mando, lograron reunirse aproximadamente de 150 mil personas en la Plaza de la Constitución y sus alrededores.

Esto dista mucho de lo que ocurrió seis años atrás, cuando Enrique Peña Nieto llegó al poder en diciembre de 2012.

En aquél entonces se vivió un gran disturbio cuando un grupo de ciudadanos se manifestó contra lo que consideró una imposición del gobierno. Las manifestaciones tuvieron lugar afuera de la Cámara de Diputados y en algunas de las principales calles del Centro Histórico de la capital del país.

Relación con la prensa

Desde su campaña presidencial, López Obrador anunció que al llegar al poder tendía conferencias de prensa matutinas a diario, para dar a conocer las acciones de su gobierno, tal y como lo hizo durante su gestión como Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal entre 2000 y 2005.

Durante el pasado sexenio, era poco común que Enrique Peña Nieto ofreciera ruedas de prensa a los medios de comunicación y, cuando solía otorgar entrevistas, eran principalmente para dar a conocer los logros de su informe de gobierno.

La venta del avión presidencial

Una de sus promesas de campaña fue que vendería el avión presidencial “José María Morelos y Pavón”, un modelo Boeing 787-8 que tuvo un costo de 2 mil 952.4 millones de pesos y que originalmente serían cubiertos en un periodo de 15 años.

Este lunes la aeronave fue trasladada a California con el propósito de que sea exhibida y se logre su venta.

El presidente López Obrador anunció que viajaría en aerolíneas comerciales e, incluso, este domingo que se trasladó a Xalapa, Veracruz, rechazó recibir un trato preferencial por parte del personal del aeropuerto.

Se acabaron los palacios

Así como se terminaron los derroches con el avión presidencial, el tabasqueño decidió dejar de lado los espacios llenos de lujos desmedidos al rechazar irse a vivir a la ex residencia oficial de Los Pinos, recinto donde vivieron los últimos 14 jefes del Estado Mexicano.

Así, y tal como lo prometió en campaña, Los Pinos fue abierto al público este sábado, 1 de diciembre, para ser recorrido por todo el que quisiera conocer su interior, además de presentar actividades musicales, una de ellas encabezada por la Orquesta Carlos Chávez.

Comisión para el caso Ayotzinapa

Este lunes el presidente López Obrador firmó el decreto para la creación de una Comisión de la verdad que comenzará a operar en máximo 30 días y cuya finalidad es resolver el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Con este acuerdo iniciamos el proceso de búsqueda de los jóvenes de Ayotzinapa. Con este decreto se ordena a todo el gobierno, en lo que corresponde al Poder Ejecutivo, para que se presente todo el apoyo a ustedes, a la comisión, para llegar a la verdad. Todo el gobierno va a ayudar en este propósito”, indicó.

El tabasqueño se comprometió ante los padres de los estudiantes a que “no habrá impunidad ni en este caso tan triste, doloroso, ni en ningún otro”.

Esta comisión se integrará por los familiares de los estudiantes desaparecidos o sus representantes, sus abogados, un representante de las Secretarías de Gobernación, Relaciones Exteriores y Hacienda, así como expertos profesionales y los técnicos que sean necesarios.