En Paseo de la Reforma, justo enfrente de las oficinas del periódico Excélsior y de la Lotería Nacional, se montó un “antimonumento” hoy 26 de abril de 2015, exactamente siete meses después de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa.

Éste consta de tres grandes piezas de acero que forman un +43. Las tres están pintadas en rojo.

Están presentes padres de los estudiantes desaparecidos, artistas y ciudadanos que exigen justicia ante la atrocidad cometida, todo indica, por el ejército mexicano en contubernio con las policías y el crimen organizado.

Varios de los manifestantes temen que el Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Miguel Ángel Mancera, envíe a granaderos a retirar el “antimonumento” y a reprimir a quienes lo colocaron ahí.

IMG_0628IMG_0629IMG_0627