Por: Jaime Avilés (@Desfiladero132)

7 de junio de 2015Nadie sabe para quién trabaja porque en una crisis política nadie trabaja para nadie sino por algo. La rebelión de los maestros en Guerrero, Oaxaca, Chiapas, y en menor medida Michoacán, plantea al PRI un reto formidable. Con un incendio que va desde la frontera de Guatemala hasta la frontera de Michoacán con Jalisco, ¿el PRI se atreverá a robarse las elecciones en el DF (a través del PRD), en Guadalajara y en Monterrey?….. En otras palabras, con un incendio en el sur, ¿provocará otros en el occidente, en el centro y en el norte…? Yo sostengo que no se atreverá y eso debemos agradecérselo a los maestros en rebeldía….

Piensa si de veras te vas a anular… El gobierno de Peña Nieto es una rueda de la fortuna que ya no gira pero escurre sangre más y más a menudo….Hoy todos saldremos perdiendo si no entendemos que todos somos nuestros peores enemigos porque no aceptamos que nuestras diferencias son mínimas y lo que nos une –la urgencia de acabar con el régimen– es nuestra mayor semejanza….