El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Eduardo Medina Mora, tronó en contra de la disposición constitucional que estipula que nadie puede ganar más que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El ministro, quien había guardado silencio entorno al tema, pidió este jueves que se respete la autonomía del Poder Judicial, a la vez que resaltó que sus resoluciones no responden a la voluntad popular.

“Como jueces no respondemos a la voluntad de las mayorías sino a los principios tutelados por nuestra Constitución. No significa que nuestras decisiones sean inmunes a la crítica social, gubernamental o incluso académica”, expresó el presidente de la Segunda Sala de la SCJN.

Miles de funcionarios del Poder Judicial impugnaron la Ley de Remuneraciones propuesta por Andrés Manuel López Obrador y aprobada por el Congreso de la Unión que ordena que ningún funcionario público gané más de los 108 mil pesos que percibe el presidente de México.

Recinto de la SCJN. Foto: Especial.

No obstante, ministros como el presidente de la SCJN, Luis María Aguilar, ganan 578 mil 186 pesos mensuales, es decir 6 millones 938 mil 23 pesos anuales; un hecho que ha desatado las críticas de la sociedad.

Medina Mora considera que los juzgadores deben estar dispuestos a proteger el estado de derecho aun cuando la sociedad no esté de acuerdo o cuando el contexto social, político y
económico sea convulso y adverso, al tiempo que pidió respetar los Poderes de la Unión.

“Los tres poderes del Estado tenemos un papel primordial para alcanzar y asegurar la consolidación del estado de derecho. Se requiere de un compromiso genuino del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo con la preservación de la independencia judicial. Se requiere también que el Poder Judicial respete los ámbitos de actuación que corresponden al Legislativo y Ejecutivo, conforme el lugar y naturaleza que les ha asignado el Constituyente”, manifestó.

Según Medina Mora, el mundo atraviesa una época convulsa en la que comienzan a agrietarse las columnas sobre las que se han construido las democracias y en clara alusión a la figura de López Obrador, sugirió estar alertas de que esto no suceda en México.

“Ese andamiaje no se puede dar por sentado: lo que se construye con grandes esfuerzos durante muchos años puede desaparecer de un día para otro. Por eso debo insistir en nuestra labor en la construcción del Estado derecho”, enfatizó el ex procurador y ex diplomático.

 

¿Quién es Medina Mora?

El ministro Eduardo Tomás Medina Mora Icaza ocupa su cargo desde el 10 de marzo de 2015. Llegó al mismo designado por el Senado de la República.

Antes de ser ministro se desempeñó como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de México ante los Estados Unidos, Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Entre los cargos más destacados que ha desempeñado se encuentran el de Secretario de Seguridad Pública Federal de 2005 a 2006 y Procurador General de la República de 2006 a 2009, durante el mandato de Felipe Calderón.

Durante el sexenio de Vicente Fox, Medina Mora se desempeñó como director general del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), dependiente de la Secretaría de Gobernación del 2000 al 2005.

Eduardo Medina Mora, Mexico’s new ambassador to the U.S., smiles as he arrives for a news conference in Mexico City, Thursday, Jan. 10, 2013. Medina Mora served as attorney general during the administration of former President Felipe Calderon. (AP Photo/Dario Lopez-Mills)

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, y la Fiscalía del mismo estado han acusado a Medina Mora de frenar las indagatorias que presuntamente vinculan a Peña Nieto con el desvío de recursos que hizo el ex gobernador de esa entidad César Duarte, para financiar las campañas del PRI.

Incluso Medina Mora, otorgó una suspensión que impide de manera indefinida cualquier investigación o acción legal por parte del gobierno de Chihuahua en contra del ex presidente Enrique Peña Nieto  o su gabinete, durante su cargo o al finalizarlo.

Antes de que se le diera el nombramiento de ministro de la SCJN, activistas y legisladores de la oposición advirtieron que su trabajo previo había estado marcado por violaciones a los derechos humanos que ponían en duda su imparcialidad frente al gobierno federal y exigieron que se rechazara su nombramiento con la iniciativa #SinCuotasNiCuates; sin embargo, se ratificó su designación en el máximo tribunal.

Para el periodista y escritor Julio Astillero, la relación del ministro con EPN va más allá de una simple amistad: “Medina-Mora fue protector de Yéssica Lamadrid Téllez, con quien Peña Nieto, siendo mandatario mexiquense, tuvo un hijo, Luis Enrique, que murió siendo niño debido a una enfermedad terminal. A pesar de que es una versión ampliamente difundida, Medina-Mora ha negado ser compadre de Peña Nieto, en virtud de haber llevado a bautizar al pequeño Luis Enrique”.