La propuesta del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de subir el salario mínimo a 171 pesos, no es descabellada” ni provocaría inflación en la economía.

Así lo considera  Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Durante su conferencia titulada “Diagnóstico de Desarrollo Social en México”, en el marco del Seminario de Pobreza, Monitoreo y Evaluación en la Entidades Federativas, 2018, Hernández Licona señaló que desde el salario mínimo es el factor más importante de la pobreza, pues es muy bajo y ha tenido vaivenes constantes desde 1992.

“El Coneval ha venido diciendo desde hace tiempo que el salario mínimo es muy bajo, y que vale la pena incrementarlo. Se hicieron esfuerzos para aumentarlo los últimos dos años, los cuales fueron un avance. Esta idea de llegar a los 171 pesos nos parece que no es descabellada, que no traería un problema en materia laboral y no traería un problema de inflación”, indicó el titular del Coneval.

Imágen captada en el centro histórico de la Ciudad de México.

Hernández Licona destacó que en el sexenio de Enrique Peña Nieto la pobreza aumentó casi en 100 mil personas, aunque hubo una reducción en el número de personas en pobreza extrema.

El titular del Coneval señaló que la pobreza no se reduce sólo con aumentar los salarios, pues también se necesita tomar medidas integrales, en las cuales participen varias secretarías, no sólo la Sedesol.

Sobre la transición,  Hernández Licona expresó que ha tenido contacto con María Luisa Albores, quien fue designada como secretaria de Desarrollo Social por López Obrador y otros representantes del futuro gobierno, a quienes ya les entregó información sobre la situación actual de la pobreza en el país.

Con información de El Universal