Todo comenzó con un tuit (y una nota) de Joaquín López Dóriga. Sin información más allá de la captura de pantalla de la página de Notimex, el portal de López Dóriga asumió que el servicio de la agencia fue interrumpido “sin explicación alguna”.

Quienes redactan la página de López Dóriga no se tomaron la molestia de preguntar a alguien de Notimex. Fue sólo la impresión de pantalla. Y claro, el título de la nota, amarillista: “En plena emergencia sanitaria, se cae el servicio de Notimex”.

Después, en su página de Twitter, López Dóriga agregó al título de la nota un “No me lo van a creer”. Así, muy reportero objetivo.

El tuit de López Dóriga fue contestado por Sanjuana Martínez Montemayor, directora de Notimex, quien le indicó que la página de la agencia estaba en mantenimiento, y en un tono irónico, le dijo: “Espero que no anuncie mi muerte por coronavirus”.

En un tono despectivo y machista, López Dóriga respondió a lo mencionado por Sanjuana “Luego te contesto @SanjuanaNotimex porque es sábado de familia”. Y ya, agresivamente, mencionó: “lo que por tus problemas, te acuerdas de Monterrey, tú no puedes hacer”.

Sanjuana no se quedó callada, y respondió de la siguiente forma:

Esta respuesta, todo indica, enojó mucho a López Dóriga, pues afirmó que mencionar que él tiene “nula credibilidad”, ameritaba una denuncia ante instancias nacionales e internacionales:

Ante esto, Sanjuana Martínez indicó:

A la conversación intentó sumarse Javier Lozano alarcón, pidiendo que se “fuera al carajo” Sanjuana Martínez e incluso la propia agencia de Noticias nacional:

Según informó la presidencia de México en mayo del año pasado, Joaquín López Dóriga fue el periodista que, de forma directa, más dinero recibió de Enrique Peña Nieto. Y es que se hizo con 251 millones de pesos. Algo así como 3 millones y medio al mes, durante los seis años que duró el gobierno de Peña Nieto.