Hoy, en su rueda de prensa matutina, el Presidente Andrés Manuel López Obrador habló de los medios de comunicación, de cómo será su relación con ellos, y de cuánto dinero se invertirá en publicidad.

Sobre el respeto a la libertar de expresión dijo:

Nosotros vamos a ser siempre respetuosos de la libertad de expresión. Se están dando cambios en el país de tiempo atrás. No hubiese sido posible el cambio que estamos ahora llevando a cabo, este cambio de régimen, no sólo de gobierno, sin el apoyo de los medios de información convencionales y, de manera muy especial, de las redes sociales. Por eso yo hablo de las benditas redes sociales. Porque antes nos cercaban a los opositores, el régimen corrupto, se silenciaba a los opositores, no se podían saber las cosas. Todavía hasta hace muy poco tiempo la gente no sabía que se había comprado un avión para el presidente que costaba siete mil millones de pesos, un avión que no lo tenía, en ese entonces, ni Obama. Y muchas cosas se desconocían, porque no le convenía a la clase dominante que se garantizara el derecho a la información. Entonces, ahora eso es un avance importante, que haya información, porque sí se hablaba de garantizar la libertad de expresión, pero en vez de usarse esa libertad se negociaba esa libertad, se condicionaba y se hacían jugosos negocios con el manejo de la libertad de expresión. Todo eso ha cambiado. Entonces, implica ahora que todos tenemos derecho a manifestarnos. Que nos escuchan más. Que la gente tiene más información. Que ya no hay temas vedados. Que ya se acabó con la máxima de que no se podía tocar al intocable ¿se acuerdan de eso? Ahora hay más libertades. Todos tienen derecho a expresarse, este periodista es su derecho, es su postura, cada quien tiene su planteamiento sobre lo que está sucediendo en el país. Y es interesante el debate, muy interesante, nada más que haya respeto y que no se pase de eso.

Sobre la función de los medios y el papel que el Estado debe jugar, el mandatario afirmó:

Son importantes los medios, ya lo dije en una ocasión aquí. Nosotros tenemos que ayudar a que existan los medios, la información, que no fracasen, que puedan ser al mismo tiempo fuentes de trabajo para comunicadores. Se cierra un medio de comunicación, se quedan sin trabajo quienes cumplen una función social que es importante, la de informar. Y cuidar a los medios de comunicación también como empresas. Tener esa visión y es la función que tiene el Estado.

Sobre la publicidad que pretende comprar a los medios:

Malo sería que se utilizaran los recursos del Estado para comprar lealtades, comprar conciencias. Eso nunca lo vamos a hacer, pero sí va a haber un plan de contratación de publicidad para que los medios puedan salir adelante por la función social que realizan. Desde luego, no las cantidades que se destinaban anteriormente. Con mucha claridad en la ley de austeridad que hemos propuesto se estableció que se van a ejercer el 50 por ciento de los recursos autorizados en el presupuesto del 2018, en el presupuesto autorizado, porque también había antes la mala costumbre de que autorizaban una cantidad y terminaban ejerciendo el doble o el triple. En el plan de austeridad nuestro es la mitad de lo autorizado en el 18. Y esto se va a entregar con toda la transparencia y con un criterio que estamos por definir que tiene que tomar en cuenta la influencia o la cobertura del medio, su vinculación social, si se trata de una empresa propiamente dicha o si es una asociación de periodistas, que es distinto.