La Fiscalía General de la República (FGR) evaluará si a Emilio Lozoya Austin podría imputársele también el delito grave de fraude electoral, debido a que la empresa brasileña Odebrecht presuntamente entregó dinero al PRI para campañas electorales, dijo la mañana de este viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador. 

De configurarse el delito, incluso el PRI podría perder su registro como partido político, sin embargo López Obrador indicó su gobierno es respetuoso de las fuerzas políticas y no buscarán afectar a la nadie.

“Lo tendría que resolver la Fiscalía y ver si aplica la nueva legislación, el nuevo marco legal de considerar delito grave el fraude electoral y si está en la ley ahora si tipificado y si la Fiscalía Electoral puede llevar a cabo esta decisión si tienen ellos elementos para hacerlo si hay marco legal para hacerlo hay que esperar”, comentó. 

Oficinas de la constructora Odebrecht en Brasil. Foto: Especial.

Y agregó: “Nosotros no tenemos la intención de afectar en lo particular a nadie ni afectar a partidos lo que queremos es que se termine con la corrupción y que no haya impunidad que podamos purificar la vida pública del país”, detalló.

Desde hace un año distintas voces han advertido que el PRI podría está en riesgo de perder el registro. Tal es el caso de Roberto Madrazo, ex candidato del tricolor a la Presidencia de la República, quien dijo que el partido podría convertirse en un “partido regional” en algunas zonas del país.