Ayer, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a que el próximo año no aumentarán los impuestos, y que tampoco se incrementarán los precios de las gasolinas, el diésel, el gas o la luz.

Esto lo hizo en la conferencia de prensa mañanera, cuando habló del proyecto de ley de ingresos y presupuesto del próximo año. Dijo el mandatario:

“Informo a los mexicanos que vamos a seguir cumpliendo con el compromiso de no aumentar los impuestos en términos reales y de no crear impuestos nuevos, no sólo este año, también el año próximo, esto ya se está contemplando en el proyecto de Ley de Ingresos, creo que es una buena noticia. Vamos por el segundo año sin aumentos de impuestos y sin creación de impuestos nuevos”.

Aseguró que las gasolinas, el diésel, el gas y la luz tampoco sufrirán más incrementos que los de la inflación.

No vamos a aumentar impuestos en ningún caso. Para decirlo con más claridad, se van a actualizar de acuerdo a la inflación, pero no va a haber aumento de impuestos en términos reales”.

El mandatario indicó además que el gasto social se financiará sin incrementar la deuda pública.