Por: Redacción (@revistapolemon)

26 de junio de 2015. En un comunicado de la Presidencia de la República informó que Enrique Peña Nieto se sintió mal en la madrugada del 26 de junio, y que pronto se lo llevaron al hospital central militar. Llegó a las 7:30 hrs. en punto. Ahí los médicos muy preocupados constataron la salud del mandatario. Le hicieron análisis y descubrieron rápido que el mal, digamos, presidencial, provenía de la vesícula biliar.

Según el comunicado de la presidencia, a Enrique Peña Nieto lo operaron de emergencia y a las 8:25 hrs (no se especifica el segundo) salió del quirófano.

Los médicos indican, y así lo establece el comunicado, que Enrique Peña Nieto ha evolucionado “favorablemente”, que ya está muy cómodo en una habitación del hospital y que denota en todo momento unas ganas indecibles para reintegrarse a sus actividades el próximo lunes y seguir haciendo el bien a México.

El comunicado menciona que si alguien no está contento con la información que ahí se comunica, que si alguien tiene dudas o anda sospechando cosas que no son, a las 12:00 hrs. de este 26 de junio habrá una conferencia de prensa para detallar todo lo que sucedido con Enrique Peña Nieto en el hospital.

Esta es la segunda (oficialmente) operación que sufre Enrique Peña Nieto durante su gestión como presidente de México. La primera fue el 31 de julio de 2013, en la cual se le retiró un nodo tiroideo, el cual, aseguraron los médicos, no presentaba “ninguna evidencia de malignidad”.

Comunicado emitito por la presidencia este 26 de junio de 2015.

Comunicado emitito por la presidencia este 26 de junio de 2015.