Por: Redacción (@revistapolemon)

07 de julio de 2018.- Andrés Manuel López Obrador recibirá de Enrique Peña Nieto un gobierno con la deuda más alta en los últimos 25 años, según indican las cifras de la Secretaría de Hacienda, de acuerdo con información de Expansión.

Según los Saldos de la Deuda del Sector Público Federal, al cierre de mayo la deuda había llegado a los 10.8 billones de pesos, es decir, el monto más alto del que se tenga registro en este tiempo.

Enrique Peña Nieto. Foto: Especial

El 2017 cerró con una deuda pública de 47.2% del PIB, y aunque sí logró bajar un poco con respecto a la del 2016 -que fue de 49.4%-, es el más alto que deja una administración a menos de un año de su terminación.

“Las finanzas públicas que recibirá el nuevo gobierno están mucho más apretadas que las que recibió la administración actual hace seis años, que recibió una deuda de 36 puntos del PIB, y un costo financiero que es 90% más pequeño al que tenemos ahora”,  indicó Mariana Campos, la coordinadora del programa de Gasto Público de México Evalúa.

Expansión también revisó datos oficiales que indican que, en 1993, con Carlos Salinas de Gortari, la deuda representó el 26.5% del PIB; con Ernesto Zedillo, en 1999, llegó a 24.8%; en 2005, con Vicente Fox, significó el 22.1% del PIB y con Felipe Calderón, en 2011, el 34.8%.

El monto de la deuda pública representa uno de los mayores retos para diseñar el presupuesto de administración de López Obrador, en especial porque cada año deben pagarse los intereses que ésta genera, indicó a Expansión el director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Villarreal.

Entre enero y mayo de este año el sector público ha pagado 181,724 millones de pesos por el costo financiero de la deuda, es decir, 21 por ciento más que en el mismo periodo de 2017.