Bastó un video de 2:29 minutos de Andrés Manuel López Obrador en el restaurante El Cardenal para que los opositores en redes sociales comenzaran a criticarlo y se volvieran locos.

Andrés Manuel aparece con Tito, dueño de El Cardenal, y platica sobre la “nueva normalidad”. Además, le reconoce al empresario restaurantero que no haya despedido a ningún trabajador, a pesar de haber estado parado 3 meses el local.

Reconoció a los empresarios con dimensiones sociales, y también afirmó que el restaurante no era tan caro.

Ese video, muy emotivo, fue usado por la oposición para criticar a Andrés Manuel. Primero fueron periodistas reconocidos que mostraron “su enejo”, y pronto hubo robts compartiendo esos mensajes.

En Twitter, las palabras “El Cardenal” fueron tendencias ayer y aún lo es hoy.

Las críticas fueron tan pero tan viscerales, que por ejemplo hubo periodistas que le pidieron a AMLO tomarse videos en “locales vacíos”, donde habían desparecido “fonditas”.

Aquí algunos de los ejemplos de las “críticas” de la oposición, quien ayer estalló de odio porque AMLO se atrevió ir a comer a El Cardenal