Aún cuando decenas de personas se forman todos los días frente a su casa de transición para solicitarle una audiencia y a pesar de que en los medios de comunicación lo tratan como mandatario, Andrés Manuel López Obrador aclaró hoy en rueda de prensa que todavía no es Presidente Electo.

Ante el cuestionamiento sobre la posibilidad de un acercamiento con los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ante la controversia generada por la posibilidad de que tengan que reducir sus sueldos debido a sus medidas de austeridad, AMLO indicó que tiene contemplado reunirse con ellos pero no ha podido hacerlo porque formalmente aún no es el Presidente Electo, pues todavía no recibe la constancia otorgada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

“En unos días más cuando yo sea Presidente Electo, voy a buscar a los ministros de la Corte. Les voy a pedir una reunión, una audiencia a los ministros de la Suprema Corte. No lo he hecho ahora porque no tengo todavía el certificado, el diploma, el papel. No sé cómo se llama… La constancia. No tengo eso”, dijo AMLO.

AMLO en la casa de transición. Foto: César Octavio Huerta

Entre risas, López Obrador ironizó sobre el lugar que ocupa actualmente dentro del escenario político, pues ni siquiera puede decir que se encuentra en “el limbo”.

“Estoy en una situación de indefinición. Dicen Presidente Electo en proceso o virtual Presidente Electo. No puedo decir que estoy en el limbo porque ya el limbo no existe. Eso ya teológicamente se hizo a un lado pero eso ya es otro tema”.

Poco antes, AMLO anunció que solicitará al Presidente Enrique Peña Nieto enviar una iniciativa al Congreso para crear nuevamente la Secretaría de Seguridad Pública, pues su intención es tener la anuencia del Legislativo con el fin de atender el problema de la inseguridad y la violencia desde el inicio de su gobierno

En la rueda de prensa desde la casa de transición, López Obrador presentó una lista con los 25 proyectos que priorizará su gobierno, como la probable construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, un proyecto de desarrollo en el Istmo de Tehuantepec, el Tren Maya, la construcción de caminos rurales, la cobertura de internet en todo el país y la reconstrucción por los sismos.

Entre los proyectos está un programa especial para el desarrollo urbano en colonias marginadas y los programas que permitirán aumentar al doble la pensión de los adultos mayores, dar una pensión mensual a un millón de discapacitados pobres y dotar de becas mensuales a 2 millones 600 mil jóvenes para que estudien o sean aprendices.

AMLO en la casa de transición. Foto: César Octavio Huerta

En la lista incluyó también la creación de 100 universidades en las regiones más pobres de México, la continuidad de un programa de rehabilitación de las plantas de fertilizantes, la elaboración de un proyecto para que los alimentos de la canasta básica sean distribuidos a precios accesibles y la entrega de créditos sin intereses a los ganaderos con el fin de que adquieran un millón de novillonas y 50 mil sementales y paguen el préstamo con las crías en un plazo de 3 años.

AMLO explicó que dentro de los proyectos contempla aplicar un programa de zona franca en la frontera norte, en el cual bajará el IVA al 8 por ciento y el Impuesto Sobre la Renta al 20 por ciento, además de aumentar al doble el salario mínimo e igualar los precios de los energéticos con Estados Unidos.

Dentro de los proyectos prioritarios se tiene considerado también el fortalecimiento de la industria minera, el apoyo a las pequeñas y medianas empresas y un plan de producción de petróleo y gas, modernizando las 6 refinerías con una inversión de 49 mil millones de pesos para que en dos años se puedan operar en su capacidad total.

De igual manera, López Obrador señaló que se trabaja en un plan para producir más energía eléctrica con el fin de garantizar que el precio de la luz no se incremente, así como también en varios proyectos que permitan garantizar la atención médica con medicamentos gratuitos a todos los mexicanos.