Después de la liberación de Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, el pasado jueves en la Ciudad de Culiacán, Sinaloa, en redes sociales surgieron severas críticas hacia el Presidente Andrés Manuel López Obrador, y no faltó quien lo acusara de hasta ser cómplice de la delincuencia organizada. 

Pero al mismo tiempo, también se expresaron  muestras de apoyo masivas en la red social de Twitter hacia el mandatario con la creación del hashtag #AMLOEstamosContigo, el cual se convirtió en tendencia global en unas cuantas horas.

Horas antes, el Ejército Mexicano en conjunto con la Guardia Nacional había aprehendido al hijo del capo, sin embargo, miembros del Cártel de Sinaloa iniciaron una refriega en contra de militares en pleno centro de la ciudad para liberarlo, e incluso, se comunicaron  través de los radios de frecuencia cerrada que utilizan los cuerpos de seguridad para advertir que si no lo soltaban, habría represalias en contra de la población y familiares de los agentes que participaron en el operativo para capturarlo.

Por lo cual, los miembros de la Guardia Nacional no tuvieron de otra más que liberar a uno de los hijos del “Chapo” Guzmán.

Según la versión oficial que difundieron las autoridades del Gobierno Federal, Ovidio Guzmán estuvo brevemente en manos de elementos de la policía y el Ejército en la ciudad de Culiacán. Lo dejaron libertad luego del asedio de comando armados y de diversos ataques que se produjeron en la capital del estado de Sinaloa.

El hijo de “El Chapo” Guzmán había sido detenido para cumplir una orden de aprehensión girada por un juez como parte de un proceso para extraditarlo a Estados Unidos.

Ovidio Guzmán García, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán. Foto: Especial

Sin embargo, tras la captura, según indicó Andrés Manuel López Obrador, “hubo una reacción muy violenta, se puso en riesgo la vida de muchas personas”. En ese marco fue que el gabinete de seguridad tomó la decisión de no continuar con el operativo para capturar a Ovidio Guzmán.

Tras los hechos, López Obrador respaldó este viernes la decisión de su gabinete de seguridad de dejar en libertad a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

“No puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas”, dijo el mandatario en su rueda de prensa matutina.

“Estaban en riesgo muchos seres humanos”, subrayó.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. Foto: Presidencia de la República.

Su postura y la actuación gubernamental en el suceso en Culiacán generó una gran polémica en el país, reflejada en la prensa y en las redes sociales, que se inundaron con mensajes en contra el gobierno.

Pero también, miles de internautas reaccionaron positivamente ante la decisión tomada por el Presidente, pues la mayor parte hicieron comentarios en el sentido de que AMLO se preocupa por los ciudadanos en vez de desatar una masacre.

Todo ello sin importar que el tema pudiera pegar en su popularidad.

El productor de televisión Epigmenio Ibarra también mostró su respaldo a López Obrador.

La serie de tuits de respaldo han continuado con frases ingeniosas que incluyen memes, citas e información oficial.

El vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, escribió en sus redes sociales que el Gobierno de México “no quiere guerra, para nosotros vale más la vida de las y los ciudadanos que la captura de un delincuente. Esa es la diferencia con otros gobiernos. No habrá impunidad porque ya no hay complicidad. Habrá justicia y paz”.