En las redes sociales, un grupo de actores políticos con influencia mediática, entre ellos el ex Presidente Felipe Calderón, aseguran que como parte de los acuerdos en las negociaciones, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se comprometió ante el gobierno de Donald Trump a que México fungiera como tercer país seguro y le comprara a Estados Unidos más productos agrícolas.

Sin embargo, ambos hechos son falsos.

Si el Gobierno de AMLO hubiese aceptado convertir a México en “tercer país seguro”, el Gobierno de Trump tendría manga ancha para enviar a los migrantes de manera definitiva a México. Lo cual hasta ahora no ha sucedido.

Si bien uno de los acuerdos a los que se comprometió el Gobierno de AMLO fue a recibir a los migrantes que crucen la frontera y soliciten asilo mientras esperan la respuesta sobre su futuro, eso no significa que México se convierta en un tercer país seguro.

Personas esperan para cruzar el puente fronterizo entre Guatemala y México. Foto: Francisco Cañedo/Xinhua

De acuerdo con la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados que se firmó en Ginebra, Suiza, en 1951, cuando una persona abandona su país y solicita asilo en otro, este segundo país podría negarse a recibirlo y enviarlo a un tercero que según él, mediante un acuerdo previo con ese país, considere que puede darle las mismas atenciones.

Esto quiere decir que si México hubiese aceptado convertirse en tercer país, al recibir las solicitudes de asilo por parte de los migrantes, Estados Unidos no se complicaría demasiado en atender las solicitudes y las rechazaría instantáneamente, enviándolos de manera automática a nuestro país.

Y no sólo eso, México estaría obligado por la Convención de Ginebra a garantizar que los solicitantes de asilo no van a ser deportados a su país de origen, algo que se conoce como el principio de “no devolución”.

Además de asegurarle a los refugiados el derecho a la vivienda, seguridad social, servicios médicos, empleo, educación y la posibilidad de reunirse con sus familiares.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Foto: Especial

Trump miente sobre acuerdo con productos agrícolas y la derecha lo viraliza

Aunque Trump aseguró en un mensaje enviado a través de su cuenta de Twitter que México había acordado “comenzar a comprar grandes cantidades de productos agrícolas de nuestros grandes agricultores patriotas”, lo cierto es que la declaración conjunta de Estados Unidos y México, la cual fue compartida por el Departamento de Estado, no mencionó el comercio agrícola como parte del acuerdo.

Inclusive, tres funcionarios mexicanos le aseguraron al medio de comunicación estadounidense Bloomberg y al mexicano El Financiero, que México nunca pactó comprar más productos agrícolas a Estados Unidos para evitar el aumento de los aranceles a los productos mexicanos. Tampoco, aseguraron, existe ningún convenio paralelo a las negociaciones.

Bloomberg y el Financiero también señalan que “el Departamento de Estado no respondió a una consulta realizada a través de su departamento de prensa y la Casa Blanca se negó a comentar u ofrecer pruebas para respaldar el tuit de Trump”.

Lo mismo hizo también la cancillería mexicana a cargo de Marcelo Ebrard. 

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Foto: Especial

De acuerdo con ambos medios, el motivo por el que Donald Trump metió este tema en la discusión es debido a una estrategia electoral dirigida a los estados granjeros en los que el mandatario estadounidense tiene un fuerte respaldo popular, el cual sin embargo se ha visto amenazado porque este sector ha sido uno de los más golpeados en los últimos días por la guerra comercial iniciada con China.

Una lectura similar fue la que tuvo el economista estadounidense, Premio Nobel y también Premio Príncipe de Asturias, Paul Krugman, quien evidenció que el acuerdo con México que presumió Donald Trump como una victoria estadounidense, en realidad no logró mucho para Estados Unidos y sólo fue una bravata del mandatario norteamericano.

Para Paul Krugman, el tuit de Trump tiene información errónea, y en realidad lo que demuestra es que quien salió más victorioso en el acuerdo fue México.

El Premio Nobel de Economía, Paul Krugman. Foto: Especial

Puso Krugman citando el tuit de Trump:

“Traducción: recibí tan poco a cambio de todas mis amenazas que tengo que inventar victorias imaginarias (no hubo trato en productos agrícolas)”

El Premio Nobel Paul Krugman afirmó en otro tuit que el enfrentamiento entre México y Estados Unidos terminó como acuerdos de libre comercio ya existentes entre ambas naciones, y que en realidad Estados Unidos cedía, pero fingía que “ganaba”.

Por lo que puedo decir, el enfrentamiento con México ha finalizado, por ahora, más o menos como NAFTA / USMCA: Trump sopló y resopló, los negocios de EE. UU. lograron transmitir el mensaje de que una guerra comercial sería un desastre y, básicamente, Trump cedió mientras fingía que ganaba.

Pese a la información falsa, en Twitter se inició una ofensiva por parte de algunos influencias de derecha y bots con el hashtag #AMLOEsUnEntreguista, con el cual se busca incidir en la opinión pública para dejar mal parado al Gobierno de AMLO, tras lograr un acuerdo en las negociaciones con el Gobierno de Donald Trump.

Este es el acuerdo firmado por ambos gobiernos 👇

Acuerdo de México con Estados Unidos después de la crisis de los aranceles.