Al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, no le fue nada bien en la ceremonia de entrega de programas sociales en Puerto Vallarta. Y es que la gente lo abucheó y le gritó “corrupto” y “mentiroso”.

El mandatario estatal, que ganó bajo las siglas de Movimiento Ciudadano, ante el griterío en su contra, mencionó: “Como usted puede ver, todavía puede haber quienes piensen que las campañas no han terminado”.

Parecía que la gente se calmaba, pero de nuevo comenzaron a abuchearlo y a gritarle “fuera, fuera, fuera”. Tan notorio fue ello que el mandatario estatal detuvo parte de su discurso y dijo, “si no quieren oír”…

Después del silencio, Alfaro comenzó a hablar más de prisa, y concluyó sus palabras de forma apresurada.