El ex periodista de Televisa, Carlos Loret de Mola, volvió a ser el centro de atención.Y es que reveló en su columna en El Universal que, supuestamente, integrantes de un grupo de élite del Ejército mexicano está “muy enojados” con las decisiones tomadas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador en el operativo realizado  hace un mes en Culiacán, Sinaloa, para detener a Ovidio Guzmán, uno de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Según Loret de Mola en las filas del Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico (GAIN), un cuerpo de inteligencia que operaba secretamente en las entrañas del Ejército desde 1995, hay  un malestar generalizado porque el 31 de octubre, durante la conferencia mañanera, López Obrador expuso algunos de los nombres de sus integrantes y aspectos de la forma en que realizan sus operativos en todo el país.

“En Inteligencia Militar hay malestar. No sólo fue expuesta la cabeza del GAIN sino que se dieron detalles de su operatividad y número de elementos, lo cual viola las reglas de sigilo bajo las que deben mantenerse a esos órganos por seguridad nacional”.

“El sentir es que para salvar a los políticos se sacrificó al GAIN, y existe el temor de que sus elementos participantes en el operativo terminen procesados. Según las fuentes, la ruptura de los protocolos en una operación tan sensible implicaría la imputación de delitos que los podrían llevar a enfrentar penas hasta de 60 años de cárcel”, escribió Loret de Mola en su columna.

Carlos Loret de Mola. Foto: Especial

Sin embargo hoy, durante una ceremonia en la que el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio ascensos a 102 integrantes del Ejército y la Fuerza Aérea, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, reiteró el compromiso de las Fuerzas Armadas con el actual gobierno y echó por tierra cualquier intento de golpe de Estado.

“Los militares no buscamos beneficios personales ni protagonismos, sino el bien de México. En su Gobierno hay nuevas tareas encomendadas, tenga la seguridad que los marinos y soldados así las harán. Estamos honrados”, dijo  Sandoval.

El secretario de la Sedena añadió: “Estamos encaminados a la transformación que usted dirige. Respaldamos su proyecto de Gobierno y el respeto a la figura presidencial. Todos trabajamos en la misma dirección. Y todos honramos las instituciones. Somos leales y lo seguimos siendo en el marco de la Constitución”.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval. Foto: Especial

Y remató: “Provenimos de pueblo y nos debemos a él, trabajaremos con lealtad, deber, patriotismo, valor y respeto a los derechos humanos. Con apego al Estado de Derecho y subordinación al poder civil. Sigamos cumpliendo con las misiones encomendadas, sigamos sintiéndonos orgullosos por el uniforme que portamos para los nuevos retos y desafíos”.

En las últimas semanas se creó un ambiente de tensión luego de las declaraciones del general en retiro Carlos Gaytán Ochoa, quien criticó al Presidente López Obrador durante una reunión en la que se encontraba presente el titular de la Sedena.

“Actualmente vivimos en una sociedad polarizada políticamente, porque la ideología dominante, que no mayoritaria, se sustenta en corrientes pretendidamente de izquierda, que acumularon durante años un gran resentimiento”, expresó el general en retiro.

El general Carlos Gaytán Ochoa con los políticos del PRI y el PAN, Emilio Gamboa Patrón y Ernesto Cordero. Foto: Especial

Ante esto, López Obrador calificó las declaraciones de Gaytán Ochoa como “imprudentes” y “poco mesuradas”, y hasta provocaron una serie de tuits por parte del mandatario, asegurando que la mayoría de los mexicanos no aceptarían un golpe de Estado en el país.

En el primero tuit, hizo referencia a que los conservadores y sus halcones se atrevieron a derrocar y asesinar a Francisco I. Madero, porque éste “no supo, o las circunstancias no se lo permitieron, apoyarse en una base social que lo protegiera y respaldara”.

 

En el segundo, indicó que la situación hoy es distinta, y que el pueblo de México impedirá un golpe de Estado: “la transformación que encabezo cuenta con el respaldo de una mayoría libre y consciente, justa y amante de la legalidad y de la paz, que no permitirá otro golpe de Estado”.

Estos mensajes los escribió de forma seguida.

Media hora después, agregó al hilo de los dos mensajes anteriores la imagen de una flor e indicó que en el país no hay la más mínima oportunidad para quienes pretenden encabezar golpes de Estado, pues “El México de hoy no es tierra fértil para el genocidio ni para canallas que lo imploren”.

Después, recomendó leer la fábula “Las ranas pidiendo rey”, del fabulista griego Esopo, la cual es la siguiente:

Cansadas las ranas del propio desorden y anarquía en que vivían, mandaron una delegación a Zeus para que les enviara un rey.

Zeus, atendiendo su petición, les envió un grueso leño a su charca.

Espantadas las ranas por el ruido que hizo el leño al caer, se escondieron donde mejor pudieron. Por fin, viendo que el leño no se movía más, fueron saliendo a la superficie y dada la quietud que predominaba, empezaron a sentir tan grande desprecio por el nuevo rey, que brincaban sobre él y se le sentaban encima, burlándose sin descanso.

Y así, sintiéndose humilladas por tener de monarca a un simple madero, volvieron donde Zeus, pidiéndole que les cambiara al rey, pues éste era demasiado tranquilo.

Indignado Zeus, les mandó una activa serpiente de agua que, una a una, las atrapó y devoró a todas sin compasión.

Moraleja: A la hora de elegir los gobernantes, es mejor escoger a uno sencillo y honesto, en vez de a uno muy emprendedor pero malvado o corrupto.

En Facebook Andrés Manuel también compartió el mensaje: