Un juez de la Ciudad de México ordenó la aprehensión de Gonzalo Gil White, hijo del ex Secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz durante el gobierno de Vicente Fox, por un presunto desvío de más de 750 millones de pesos en agravio de los inversionistas extranjeros de Oro Negro.

De acuerdo con la información, el Juez Penal adscrito a la Unidad de Gestión Judicial Número 12, solicitó también la aprehensión de cuatro personas más: José Antonio Cañedo White, Carlos Enrique Williamson Nasi, Alonso del Val Echeverría y Miguel Ángel Villegas Vargas; todos ellos, directivos de la empresa perforadora e integradora de servicios petroleros, Oro Negro.

Gonzalo Gil White, hijo de Francisco Gil, exsecretario de Hacienda. Foto: Especial.

Los implicados están señalados por abuso de confianza y administración fraudulenta en agravio de sus inversionistas por medio de manejos indebidos de recursos en la administración de Oro Negro.

En este caso, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) acusa a los directivos de Oro Negro de realizar disposiciones ilegales del Fideicomiso F/1695 por más de 750 millones de pesos, utilizando las empresas Perforadora Oro Negro S. de R.L. de C.V. e Integradora de Servicios Petroleros Oro Negro S.A.P.I. de C.V.

Foto: La Razón

De acuerdo con los señalamientos, los ahora prófugos de la justicia controlaban a través de sus cargos directivos y de administración a estas dos últimas compañías. Allegados al caso indicaron que los indiciados no viven en México desde hace tiempo, por ello la PGJCDMX optó por pedir las órdenes de aprehensión y no un citatorio para una audiencia judicial de imputación.

Según el diario Reforma, apenas el mes pasado Gil White firmó en Miami, Florida, algunos de los documentos que presentaron sus abogados en el proceso de quiebra de Oro Negro en la Corte de Bancarrota del Distrito Sur de Nueva York. Ninguno de los delitos imputados en la orden de aprehensión contemplan la prisión preventiva oficiosa, sin embargo, si en algún momento alguno de los prófugos es extraditado o deportado a México, el juez tomará en cuenta su historial migratorio para determinar si existe o no un riesgo de fuga y, por consecuencia, si debe o no permanecer en prisión preventiva justificada.

Fuentes oficiales cercanas al caso mencionaron que este desvío es sólo una de cinco líneas de investigación contra Gil White y compañía, en agravio del patrimonio de los inversionistas y también de las AFORES.

Francisco Gil Díaz, padre del inculpado. Foto: Especial.

Además de esto,  la Fiscalía General de la República indaga a los evadidos de la justicia por un presunto desvío del pago de rentas comprometidas con un acreedor que les prestó 900 millones de dólares para financiar cinco contratos de plataformas con Pemex.