Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 25 mayo, 2018

Scroll to top

Top

Un comentario

¿Por qué no pasa nada en México y en Islandia sí? #PanamáPapers

¿Por qué no pasa nada en México y en Islandia sí? #PanamáPapers

Tras la publicación de los Papeles de Panamá, hace apenas una semana –documentos que pusieron al descubierto la existencia de miles de cuentas secretas a nombre de toda clase de figuras públicas en el mundo (excepto en Estados Unidos, desde donde esta investigación fue impulsada), Islandia volvió a ser estremecida por un terremoto político que, en apenas 48 horas, logró la dimisión del primer ministro, David Gunnlaugsson, implicado en el escándalo. En el trabajo que ofrecemos a continuación, la destacada conductora radiofónica y luchadora social, Natalia Szendro, nos explica por qué en Islandia ocurrió tan rápido lo que ni de chiste pasará en México. 

Por: Natalia Szendro (@szerenata)

10 de abril de 2016. Islandia es un país con 330 mil habitantes, algo así como la población entera de la ciudad de Oaxaca desperdigada en dos terceras partes del territorio de Sonora, con más de 100 mil concentrados en la capital, Reikiavik. Ahora, en cuanto a educación, Islandia tiene el cien por ciento de su población (sí, son bien poquitos) alfabetizada y, como podemos esperar de un país nórdico, en todos sus niveles la educación es gratuita y de gran calidad.

En términos económicos, en ese país el salario medio asciende a 3 mil 684 euros al mes, algo así como 74 mil 416 pesos mexicanos. Sus tasas impositivas, según lo que gane cada quien, van desde el 28.5 hasta el 44.4 por ciento de su salario. Y como todo ello es trasladado a los servicios que ofrece un estado de bienestar, la mitad de los impuestos se van a gobierno federal y la otra mitad a los municipales.

Teniendo todos estos datos a la mano, podemos concluir que Islandia es un país con una población homogénea, con acceso a la misma educación en todos los niveles, con recaudación progresiva: si ganas más, te cobran más impuestos, lo que genera una brecha de desigualdad social prácticamente inexistente, y por ende la rendición de cuentas es más sencilla. Basta recordar que los islandeses son una población equivalente a la mitad de los 600 mil habitantes de Coyoacán, para saber por qué para ellos es más fácil organizarse y pedir que su primer ministro dimita, luego de aparecer en los Papeles de Panamá.

"Islandia es un país con una población homogénea, con acceso a la misma educación en todos los niveles, con recaudación progresiva: si ganas más, te cobran más impuestos, lo que genera una brecha de desigualdad social prácticamente inexistente"

“Islandia es un país con una población homogénea, con acceso a la misma educación en todos los niveles, con recaudación progresiva: si ganas más, te cobran más impuestos, lo que genera una brecha de desigualdad social prácticamente inexistente”

En México, la población estimada en 2015 era de 119 millones de personas, en un territorio de mil 973 millones de kilómetros cuadrados, algo así como Francia, Portugal, Dinamarca y España juntas. La tasa de analfabetismo actual aquí es de 5.5 por ciento, es decir, un universo de 4 millones 749 mil personas mayores de 15 años que no sabe leer ni escribir. La población analfabeta en México es catorce veces la población total de Islandia.

La educación, según el artículo tercero constitucional, es obligatoria y gratuita desde nivel preescolar hasta nivel medio superior (prepa), y el Estado es el que principalmente la provee. Sin embargo, en cuanto a la calidad de la educación en México, según datos de la Organización para el Comercio y el Desarrollo Económico (OCDE), los resultados de la prueba PISA de 2012 indican que “los conocimientos y habilidades de los estudiantes mexicanos en temas como lectura y matemáticas se mantuvieron muy por debajo de lo que significa un grado elemental”.

Incluso, refiere la OCDE, las calificaciones de las asignaturas evaluadas propiciaron que México descendiera cinco lugares en el ranking mundial respecto a la evaluación previa (2009), para colocarse en la posición 53 de un conjunto de 65 países, mientras Islandia se encuentra en el lugar 27 del mismo ranking.

"¿Cuál es el destino del dinero recaudado por las autoridades en México?"

“¿Cuál es el destino del dinero recaudado por las autoridades en México?”

El salario promedio en México 2015 era de 6 mil 870 pesos al mes, para profesionistas con títulos universitarios. Pero de 50.3 millones de ocupados, 13.7 millones trabajaron con sueldos de salario mínimo, y sólo el 6.1 por ciento de esa población ganó más de 5 salarios mínimos al mes, de los cuales, a los trabajadores registrados ante la Secretaría de Hacienda, les quitaron hasta un 30 por ciento en tasas como el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y un 16 por ciento más en Impuestos al Valor Agregado (IVA) que pagamos todos.

¿Cuál es el destino del dinero recaudado por las autoridades en México? Se dice que una parte se va a los servicios básicos proporcionados por gobierno federal, otra parte al pago de los intereses de la deuda eterna, y el resto, que no es poco, se va por el caño de la corrupción seguramente.

Con estos datos podemos saber que somos un país complicado, con una población muy heterogénea, con sueldos que fomentan la brecha de la desigualdad, con una educación más que pobre, paupérrima, muy por debajo del promedio recomendado por la OCDE, y con tantos habitantes como estrellas hay en el cielo, que tienen la cabeza ocupada en salir adelante con sus familias.

"tiene el cien por ciento de su población (sí, son bien poquitos) alfabetizada y, como podemos esperar de un país nórdico, en todos sus niveles la educación es gratuita y de gran calidad".

“tiene el cien por ciento de su población (sí, son bien poquitos) alfabetizada y, como podemos esperar de un país nórdico, en todos sus niveles la educación es gratuita y de gran calidad”.

¿Por qué hice este cuadro comparativo? La verdad es que no lo sé. Quizás porque surgen preguntas sobre qué hacer para unirnos todos en contra de un gobierno que le ve la cara de tontos a los 119 millones de habitantes, en un país donde no importan casos como Ayotzinapa, Tlatlaya, la Casa Blanca, ni los contratistas favoritos, ni los paraísos fiscales. ¿Qué debemos hacer para despertar a una población que lo único que hace es agachar la cabeza y buscar lo mínimo indispensable para poder vivir?

Somos muchos queriendo cambios, pero sabemos que mientras exista hambre, habrá despensas que compren votos y consciencias. Y aun así vamos al Ángel a celebrar triunfos ajenos y vemos con recelo lo que hacen países de primer mundo, como Islandia, que derriban a sus gobernantes corruptos.

Muchos más dicen también: ojalá algún día nos llegue el agua al cuello y decidamos despertar. Para lograr lo segundo e impedir lo primero, tendríamos que ir a una revolución de las conciencias, porque sólo en esos procesos críticos la población impulsa cambios de raíz. No podemos seguir dándoles a unos cuantos el lujo de pisotear nuestra dignidad. Pero mientras no hagamos algo realmente eficaz al respecto, podemos esperar sentados y hacer un post en Facebook de tres cuartillas… porque podemos.

Captura de pantalla 2016-04-10 a las 17.52.34

Comentarios

  1. Extranjero

    Es la mentalidad,conjunto de indio y español que pueden esperar.México nunca prosperara como un país de primer mundo,sera y es de 3mundo, donde el narco y corrupción hace lo suyo.vine a estudiar a México,sinceramente apesta nivel educativo y de pilon estoy pagando mucho por calidad que no llega ni a los talones de mi país.aquí no valoran a los mejores estudiante,, simplemente se van y dejan el país y quedan puros ineptos y corruptos, los mejores si tienen talento se van y punto.en este país no les conviene que las personas sean inteligentes y tengan acceso gratuito y para todos,mejor enseñan estúpidas novelas y fútbol y con eso es suficiente,al gobierno le conviene tener bola de ignorantes porque los puede manipular como quieren,los talentos dejan al país y lo manda al carajo.

Enviar un comentario