A pesar de los cuestionamientos negativos que algunos opinólogos y comentaristas han hecho a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) por su visita a los Estados Unidos, una encuesta publicada este miércoles reveló que el  79 por ciento de los empresarios mexicanos aprueban la visita del mandatario a  Washington, para entrevistarse con su homólogo estadounidense, Donald Trump. 

La encuesta fue realizada por la consultora Vestiga y revela que el 58 por ciento de los empresarios encuestados manifestaron estar “totalmente de acuerdo” con el viaje del mandatario mexicano, mientras solo el 4 por ciento aseguraron estar “totalmente en contra”.

El 21 por ciento de los consultados manifestaron estar “algo de acuerdo” con la reunión entre ambos mandatarios; el 10 por ciento se mostraron indiferentes y el 7 por ciento dijeron estar “algo en contra”.

El estudio, realizado por la consultora Vestiga del 30 de junio al 6 de julio, contó con la opinión por vía telefónica de “accionistas principales y directores generales de 751 empresas en México (pequeñas, medianas y grandes)”, de acuerdo a un boletín difundido por la propia encuestadora.

El director de la consultora, Sergio Díaz, señaló al respecto que los resultados evidencian “un fuerte pragmatismo empresarial en México” en lo que se refiere a la relación con Estados Unidos, más allá de “los agravios reales o percibidos por vastos sectores de la opinión pública” por parte de Donald Trump.

También se les preguntó a los encuestados que relación debería tener AMLO con Donald Trump, y el 71 por ciento  contestaron que lo más conveniente es que exista una “buena relación personal y política” entre ambos presidentes, mientras solo el 7 por ciento se inclinaron porque el líder latinoamericano mantenga “una distancia clara” con su homólogo de Estados Unidos.

El 21 por ciento restante considera que lo mejor sería que López Obrador mantenga “una actitud respetuosa pero con distancia prudente” hacia Donald Trump.

Ambos mandatarios sostendrán esta tarde dos reuniones en la Casa Blanca, una a solas y otra con sus equipos de trabajo, además de una cena acompañados de empresarios de uno y otro país.