La fiscal federal Moira Kim Penza, quien lleva el caso de la secta de esclavitud sexual NXIVM (Nexium) descubierta en Estados Unidos, reveló que el hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, Emiliano Salinas Occelli, es cómplice del jefe de la secta, Keith Raniere.

De acuerdo a un reporte de la cadena Univisión, quien dice poseer documentos legales del caso, la fiscal Kim Penza mencionó esta semana el nombre de Emiliano Salinas en una de las audiencias del juicio que enfrenta Raniere en una corte de Brooklyn por tráfico sexual, lavado de dinero y otros delitos.

Raniere creó filiales de NXIVM en México en asociación con el hijo del exmandatario, y según la información publicada por Univisión, Emiliano Salinas presuntamente creaba cuentas de correo destinadas a desacreditar a los enemigos de la organización Nexium.

“Lo que usted ve en esta cadena de correos y en los correos que están en las cajas es que hubo esfuerzos de los coconspiradores incluyendo Kristin Keeffe, incluyendo Emiliano Salinas, dirigidos por el acusado en relación a qué individuos debían ser objetivos”, dijo Moira Kim Penza.

En la transcripción de la audiencia, citada por Univisión, se indica que la Fiscal precisó que los correos fueron hallados durante el allanamiento a la residencia de Nancy Salzman, cofundadora de Nexium.

Emiliano Salinas de lado izquierdo. Keith Raniere, líder de Nxivm de lado derecho.

Asimismo, dio a conocer que se encontraron cajas con carpetas que contenían “dossiers financieros” de los enemigos de Nexium, entre los que figuraban jueces federales que supervisaban el caso.

El pasado 13 de abril de 2018,  Emiliano Salinas, anunció que dejaría Executive Success Programs (ESP) en el país, un programa que pertenece a la secta.

La primera vez que el nombre de Emiliano fue ligado públicamente al caso de Nexium fue hace dos años cuando el diario norteamericano The New York Times publicó un extenso reportaje sobre la presunta secta que utiliza a mujeres y las marca con hierros calientes, aunque se vende como un programa de “entrenamiento” para empoderar a sus miembros.

Poco después de que se difundiera el reportaje, el hijo del expresidente Carlos Salinas difundió un video en su cuenta de Twitter en el cual defendía al fundador de la presunta secta.

https://twitter.com/magah55/status/1129919364688490497

El grupo fue fundado en 1998 por Keith Raniere en el condado de Albany, Nueva York. Ofrecen Programas de Éxito Ejecutivo con una técnica llamada “investigación racional”. Raniere y Nancy Salzman son llamados “Vanguardia” y “Prefecta”, respectivamente. Opera en Canadá, Estados Unidos y México. El mismo Emiliano daba conferencias sobre temas de superación.

Boda de Emiliano Salinas y Ludwika Paleta. Foto: Especial.

Occelli está casado con la actriz mexicana Ludwika Paleta y es actualmente el vicepresidente de la compañía Prorsus Capital, empresa de capital de inversión centrada en cuatro sectores: tecnología, bienes raíces, turismo y servicios financieros.

Según el reportaje del Times, desde su fundación, cerca de 16 mil personas se han inscrito a los cursos ofrecidos en NXIVM. Mujeres de entre 30 y 40 años que se adhirieron a la secta, fueron obligadas a entregar fotografías desnudas o material comprometedor como “garantía”, en caso que quisieran develar la existencia del grupo.

Las asistentes pagaban hasta 5 mil dólares por un taller de cinco días y debían firmar acuerdos de confidencialidad.

El líder de la secta durante una audiencia.

La secta tenía estrictas reglas para “empoderar a las personas”. Algunas de estas, consistían en someter a las mujeres a dietas y exigirles tener relaciones sexuales con su líder. Esas condicionantes hicieron que sus miembros decidieran salir de ella.

Hasta ahora la justicia norteamericana no ha requerido a Occelli, pero no se descarta que en cualquier momento pueda ser llamado a comparecer. El hijo de Salina de Gortari no es la única figura pública ligada al escándalo de Nexium. También la actriz estadunidense Allison Mack, famosa por su participación en la serie televisiva Smallville, basada en el comic de Superman, se declaró culpable ante un tribunal de Nueva York de reclutar bajo engaños a mujeres para la red de tráfico sexual Nxivm, asegurándoles que se trataba de un grupo de autoayuda.

La actriz Allison Mack, reconoció su culpa en un tribunal. Foto: Especial.

“Debo asumir plena responsabilidad por mi conducta”, dijo Mack en un tribunal federal en Brooklyn, ante el cual se declaró culpable de los cargos de crimen organizado y de conspiración.

Raniere salió de Estados Unidos a fines del año pasado después de que el New York Times reportó las historias de algunas mujeres que desertaron de la hermandad secreta y de que el gobierno estadounidense comenzó a entrevistar a posibles testigos. Intentó no dejar rastros valiéndose de una dirección de correo electrónico cifrado y se deshizo de su teléfono, según documentos judiciales.

Finalmente fue hallado con varias mujeres en una comunidad de lujo en Puerto Vallarta, en el estado mexicano de Jalisco.