La herida que el Presidente Enrique Peña Nieto mostró en la frente fue causada por un golpe con una puerta, según un comunicado de la Presidencia de la República.

Sobre el incidente se registró el martes pasado, la oficina de comunicación social de la Presidencia no quiso ofrecer más detalles. 

Al mandatario se le observa una herida debajo de la sien derecha que ameritó la colocación de dos vendoletes, además de dos pequeños raspones cerca de la patilla derecha y un ligero golpe en la frente del lado izquierdo.

Por el incidente, algunos miembros del equipo más cercano de Peña Nieto especularon que el golpe pudo haber sido provocado por un golpazo con un palo de golf. Otros, según el diario Reforma,  señalaron que se pudo haber lastimado con una rama.

Al terminar la supervisión de una obra en el Emisor Poniente, en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, varios de los asistentes se acercaron a saludar a Enrique Peña Nieto y al darse cuenta de lo que le había ocurrido en el rostro, le preguntaban qué le pasó. Inclusive, en tono de broma, hubo quien lo cuestionó sobre la posibilidad de que su esposa, Angélica Rivera, le hubiese pegado.