A dos años de su triunfo en la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador ofreció un informe de gobierno en el que puntualizó cada uno de sus logros, agradeció al pueblo por la victoria y por enfrentar valerosamente a la reacción conservadora.

“Gracias, gracias, por seguir confiando en mí. El apoyo de ustedes ha sido fundamental, tanto para la victoria como para gobernar, enfrentando a la reacción conservadora. La victoria ha sido de todos. Aquí traigo a la memoria a los precursores de nuestro movimiento, los que se nos adelantaron y los que viven para contarlo” dijo AMLO.

“El gobierno también, así como entre todos conseguimos la victoria, el gobierno también es de todos, es del pueblo, para el pueblo y con el pueblo. Les refrendo mi compromiso de continuar siendo fiel a los principios que nos inspiran, de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo” refrendó el mandatario.

En una ceremonia en Palacio Nacional con los integrantes de su gabinete, el Presidente AMLO hizo énfasis en que su gobierno tiene una preferencia por los más pobres y olvidados de México, pues son ellas y ellos quienes no pueden continuar en desventaja frente a los demás y merecen el apoyo del Estado para salir adelante.

Al inicio de su discurso, López Obrador destacó los logros que ha tenido su gobierno respecto a los anteriores, iniciando por los derechos humanos, pues ya no se reprime al pueblo ni se le tortura, mucho menos se espía a los adversarios políticos, pues ya no existe el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y del Estado Mayor Presidencial, para que no se repitan casos como el acontecido en el gobierno de Enrique Peña Nieto con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa  o el incendio de la Guardería ABC donde murieron 49 niños durante el sexenio de Felipe Calderón.

Luego, AMLO expuso los logros en contra de la corrupción, el robo de los combustibles, así como la defraudación fiscal y otros delitos.

Después, el mandatario destacó que como parte de la austeridad republicana se dijo “adiós al derroche” y ya no se dan pensiones millonarias a los ex presidentes y su gobierno opera con un presupuesto 70% menor en comparación con los gobiernos anteriores, lo que representa un ahorro de 270 mil millones de pesos.

AMLO recalcó también que desde que llegó al poder ha sido el Presidente más atacado en más de un siglo, sin embargo su gobierno se ha mantenido a favor de la libertad de expresión y la tolerancia, en contra de la censura.

“Nunca en más de un siglo se había insultado tanto a un Presidente de México y la tolerancia y la no censura siempre ha sido la respuesta”, afirmó.

Para el Presidente López Obrador lo más importante de su gobierno es la gobernabilidad y mantener “encendida la llama de la esperanza”, desterrando la corrupción que imperaba en los gobiernos neoliberales del PRIAN.

“El contubernio entre los intereses económicos y políticos ha sido la causa de mayor desigualdad”, dijo el mandatario y prometió sentar las bases para una nueva forma de hacer política con honestidad y a favor de la democracia, a partir del 1 de diciembre de este año.

Además, AMLO dejó en claro que en su gobierno está prohibido perdonar impuestos a los poderosos y se combate la corrupción en todos los terrenos, lo que ha logrado tener la mayor cantidad de reservas en los últimos 10 años.

Por lo cual, destacó López Obrador, esta política de cero tolerancia frente a los grandes empresarios en relación al pago de sus impuestos, ha permitido el desarrollo de grandes proyectos como la construcción de la Refinería de Dos Bocas, en Tabasco; el Aeropuerto Felipe Ángeles, en Santa Lucía, Estado de México; la construcción del corredor en el Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca y el Tren Maya en el sureste de México.

Sobre la recaudación de impuestos, AMLO señaló que en el primer semestre del año aumentó en 53 millones de pesos; mientras que el peso se ha venido recuperando poco a poco, luego de que el dólar llegará a los 25 pesos por la crisis de Covid-19, se ha venido recuperando y ya está a 23 pesos, lo que significa que el peso mexicano se ha depreciado únicamente un 12 por ciento.

Hace falta desterrar el fraude electoral

Convertido en un verdadero guardián de las elecciones, el Presidente AMLO llamó a los ciudadanos a desterrar por completo el fraude electoral y fortalecer, de una vez por todas, la democracia en México.

Tras recordar que con su gobierno es un hecho la revocación de mandato y los funcionarios ya no tienen fuero, AMLO mencionó que todavía falta erradicar el fraude electoral, por lo que en las próximas elecciones, sin tocar la autonomía de los órganos electorales, estará atento para que sean limpias.

“Cuando hace unos días expresé este compromiso por la democracia algunos se molestaron y empezaron a vociferar que eso era intromisión, injerencia. Olvidan que la democracia implica en primer lugar el respeto al mandato del pueblo. Un mandato que en el pasado reciente fue atropellado por las prácticas del fraude impulsadas desde la cúspide de los poderes político y económico y solapadas por las autoridades electorales”, expuso.

La violencia y los delitos van a la baja

En el combate a la violencia, uno de los retos más importantes de su gobierno, AMLO resaltó que hay resultados. Y aunque no son de presumir, lo relevante es que se ha detenido el crecimiento exponencial del delito de homicidio y se “ha roto” la tendencia en aumento, algo que los gobiernos anteriores no pudieron lograr.

Por ejemplo, AMLO mencionó que el robo a transporte público se ha reducido en un 58 por ciento y los secuestros se redujeron un 25 por ciento, lo que aseguró, también ha sucedido “en casi todos los delitos”.

Una de las cosas que cambiaron en este tema, según AMLO, fue que en los enfrentamientos entre las fuerzas del orden y las bandas de la delincuencia, ahora son más los detenidos que los muertos, por lo que “Se acabó el remátalos o mátalos en caliente”.

En su mensaje, el Presidente agradeció el apoyo de las Fuerzas Armadas porque “han acatado con rectitud, con inteligencia y no como era antes, solo con el uso de la fuerza”.

Ante el Covid-19, la ayuda ha sido de abajo hacia arriba

Mientras que en el pasado ante las crisis los gobiernos del PRIAN rescataban a los grandes empresarios dejando a la mayoría a su propia suerte, AMLO destacó que en su gobierno esto ha cambiado y es la base de la pirámide la que recibe más beneficios “porque no puede haber trato igual entre desiguales”.

“(La Pandemia) precipitó la crisis del modelo neoliberal y la estrategia de este Gobierno federal ha sido contraria a la utilizada por otros sexenios: la ayuda se da abajo y permeará en la cúspide de la pirámide”.

“A diferencia de otros tiempos y de lo que hacen, y respetamos otros gobiernos de otras latitudes, nuestra estrategia para remontar la caída de la economía ha sido radicalmente distinta. En vez de seguir con el sofisma neoliberal, según el cual, si llueve fuerte arriba, gotea abajo, como si la riqueza fuera permeable y contagiosa, ahora nosotros destinamos los apoyos para el bienestar, empezando por la base de la pirámide social y de allí hacía su cúspide, de abajo hacia arriba” dijo el mandatario.

De acuerdo con las proyecciones de AMLO, la inyección de recursos que ha hecho su gobierno reactivará pronto la economía, pues se ha apoyado a más del 70 por ciento de la población, entre ellos empleados, técnicos, obreros, maestros, soldados, médicos. Este segmento, dijo, va desde los muy pobres a la clase media.

Mientras que el 30 por ciento de la población con más recursos del país, también será beneficiado con su política económica, pues la mejora se reflejara en un país más justo, con paz y un mayor consumo de los productos nacionales.