El equipo de transición del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, valora la posibilidad de eliminar el Impuesto Especial en Productos y Servicios (IEPS) que actualmente tienen las gasolinas, el diesel y el gas doméstico.

De acuerdo con Rocío Nahle, la futura secretaría de Energía, el problema a que se enfrentan es cómo lograr recuperar los 250 mil millones de pesos de ingresos que se perderían, con la recaudación de otras fuentes.

“Tenemos que ver si eliminados 250 mil millones de pesos, dónde los vamos a recuperar, eso es lo importante y eso es lo que estamos valorando”, expresó Nahle.

Nahle indicó que en una de las reuniones del equipo de transición, se dieron cuenta que el monto actual del IEPS al combustible es de 4 pesos por cada litro de gasolina. 

La decisión de echar atrás el gasolinazo, según la futura funcionaria, dependerá del análisis que se realice con el próximo secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, pues el próximo gobierno contempla una inversión histórica en infraestructura y hay numerosos proyectos sociales para los que se requieren recursos públicos.

“Para eliminar el IEPS que etiquetaron en el Presupuesto de 2018, nosotros tenemos que sustituir esos 250 mil millones de pesos en el Presupuesto, porque tenemos programas sociales y programas de infraestructura”, expuso.

AMLO y refinerías. Foto: Especial

Entre los proyectos de infraestructura, se contempla construir una nueva refinería que costaría 8 mil millones de dólares y rehabilitar otras seis que fueron abandonadas y están en condiciones “fatales”.

Asimismo, serán necesarios más de 20 mil millones de pesos para invertir en la Comisión Federal de Electricidad, pues la dependencia también fue abandonada en los últimos sexenios.

“Vamos a hacer inversión histórica porque mientras este año y años anteriores (hubo) el dinero, ni hubo inversión, sino gasto corriente y obras suntuosas que terminaron mal. Nosotros sí queremos invertir en infraestructura que le va a redituar al País”.