El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el Concejo Indígena de Gobierno y el Congreso Nacional Indígena (CNI) culparon al gobierno de Andrés Manuel López Obrador por el asesinato de Samir Flores Soberanes, un activista que se opuso a la termoeléctrica de Huexca, el gasoducto que atraviesa Morelos, Puebla y Tlaxcala y el acueducto del Proyecto Integral Morelos (PIM).

“Responsabilizamos por este crimen al mal gobierno y sus patrones que son las empresas y sus grupos armados legales e ilegales, que así pretenden robarnos, llevarnos a la muerte y apagar las luces que nos dan esperanzas, como es la del compañero Samir”.

A través de un comunicado de prensa, las organizaciones indígenas denunciaron  “con dolor y rabia el cobarde asesinato” de Samir Flores, quien “expuso los motivos que como pueblos de Morelos tienen para oponerse al Plan Integral Morelos, en un evento organizado por el delegado del mal gobierno federal Hugo Erick Flores”.

Samir Flores. Foto: Especial

Samir Flores fue asesinado ayer afuera de su casa por un grupo de sujetos armados  que abrieron fuego en su contra a bordo de dos vehículos.

De acuerdo con algunas versiones periodísticas, los atacantes tocaron la puerta de su domicilio y cuando él salió, le dieron cuatro balazos, dos de ellos en la cabeza. 

Esta no es la primera vez que el EZLN se manifiesta en contra de AMLO. Hace unos meses, anunció que desplegará toda su fuerza para enfrentar el “proyecto de destrucción” del Presidente Andrés Manuel López Obrador ante la construcción del Tren Maya en el sur de México.

Frente a miles de encapuchados que se dieron cita en el caracol en La Realidad para conmemorar el 25 aniversario del levantamiento, el subcomandante Moisés declaró que no le tienen miedo al Presidente López Obrador ni a la Guardia Nacional, a la cual criticó porque aunque cambiaron de nombre, siguen siendo “los mismos” militares.

“Vamos a defender lo que hemos construido y lo que hemos demostrado al pueblo de México (…) no vamos a permitir que venga a destruirnos” expresó el subcomandante Moisés.

También, 5 días después de las elecciones presidenciales, el EZLN manifestó su postura en contra del candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, tras su triunfo.

A través de un comunicado firmado por el subcomandante Moisés y Marcos, ahora llamado a sí mismo el subcomandante Galeano, el EZLN dio señales de vida: pronostica que con la llegada de AMLO a la Presidencia, la situación del país no cambiará y por el contrario, habrá desilusión.

“Podrán cambiar de capataz, los mayordomos y caporales, pero el finquero sigue siendo el mismo (…) al menos la ilusión actual alivia esa historia de fracasos a la que luego se sumará la desilusión prevista”.