La extradición de Emilio Lozoya a México ha sacudido el entorno del ex presidente Enrique Peña Nieto como un “terremoto”, señala en su portal  La Política Online (LPO), pues derribó los pronósticos que se tenían tras saberse su trasladado al país. 

La gran interrogante que rodea al grupo del ex mandatario es saber a quien señalará por la  presunta corrupción en los negocios de Odebrecht y Agro Nitrogenados. De acuerdo con LPO, Peña Nieto se encuentra en Madrid, España, y todo parece indicar que  el ex director de Pemex no acusará al ex secretario de Hacienda y Crédito Público,  Luis Videgaray sino a Erwin Lino, quien fuera el secretario particular de Peña nieto durante su sexenio en Los Pinos.

Lozoya había comunicado que resistiría la extradición hasta conseguir una prisión domiciliaria en España como lo hizo el dueño de Altos Hornos de México S. A., Alonso Ancira, también detenido por presuntos actos de corrupción.

Emilio Lozoya. Foto: Cuarto Oscuro.

LPO señala que Lozoya culpará de sus decisiones en Pemex a las supuestas presiones provenientes de Lino con quien, por cierto, “tenían una relación explosiva cuando coexistieron en la administración”.

Según el medio digital, a Lino ya lo conocían muy bien en el interior del PRI y por eso lo removieron del Consejo Político. Por su parte,  Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad,  reveló hace meses que en la trama de presuntos pagos de sobornos de Odebrecht en México, el secretario particular de Peña Nieto, tuvo conexión con un destinatario a quien conocían como el “Latino”, el cual recibió cinco millones de dólares. 

Por otro lado, el  abogado Javier Coello anunció que dejará de representar a Emilio Lozoya Austin, y su familia debido a la divergencia sobre las decisiones en las estrategias jurídicas tomadas. El Despacho Coello Trejo y Asociados notificó que la medida fue acordada con Lozoya Austin hace un mes.

“Este despacho se ha caracterizado en ser leal hacia sus principios y convicciones, pero debido a la divergencia sobre las decisiones en las estrategias jurídicas tomadas, es que decidimos apartarnos de la defensa y así desearles a Emilio y toda su familia una conclusión favorable en beneficio de sus intereses”, señaló el despacho a través de un comunicado.

Según LPO, la llegada de Lozoya pondrá a prueba al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador con los acuerdos generados en la transición presidencial. “Solo por mencionar un ejemplo: Videgeray, desde su retiro académico en EU, sigue colaborando tanto con la Cancillería de Marcelo Ebrard como con la embajada en Washington”, destaca el portal. 

AMLO afirma que Lozoya sabe mucho y “hablará”

Ayer, en su conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a la aceptación de Emilio Lozoya de su extradición, y adelantó que este personaje del gobierno de Enrique Peña Nieto dará a “conocer todo lo que sucedió con relación a los sobornos de Odebrecht.

Lo otro importantísimo del día de ayer es el anuncio de que acepta la extradición el señor Lozoya y que está dispuesto, según las palabras del fiscal, a dar a conocer todo lo que sucedió con relación a los sobornos de Odebrecht, todo el dinero que se repartió, eso no lo dijo él, el fiscal, eso lo digo yo, todos los involucrados. Eso va a ayudar muchísimo a lo mismo, a que no se vuelvan a cometer esos actos de corrupción, a ir limpiando de corrupción al país, purificando la vida pública.

Igualmente, indicó que este tipo de actos e investigaciones demuestran que en su administración no habrá corrupción ni impunidad.

Son momentos estelares, estamos en el terreno de lo inédito, de algo nunca visto; entonces, qué bien que con hechos se está demostrando que no hay corrupción y no hay impunidad. Esto aplica para todos: delincuencia común, delincuencia organizada y delincuencia de cuello blanco.