Cansados de las agresiones de los grupos porriles, de la inseguridad de los planteles educativos y de no ser escuchados por las autoridades universitarias, los estudiantes de más de 30 planteles de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) decidieron iniciar un paro de labores y realizar una mega marcha hasta la rectoría de la máxima casa de estudios del país.

Ayer, la comunidad estudiantil organizó asambleas para definir las acciones a seguir luego de las agresiones que del lunes pasado, donde un grupo de porros atacó con palos, tubos, piedras y botellas a unos estudiantes que se manifestaban en la explanada de Rectoría de la UNAM, dejando a varios jóvenes heridos.

Además, convocaron a una marcha para este miércoles a la 1 de la tarde en Ciudad Universitaria.

Los inconformes exigen la renuncia del Rector, Enrique Graue, así como la expulsión inmediata de los porros y que las autoridades de la institución garanticen las medidas de seguridad para la comunidad estudiantil. Después de las reuniones, más de 30 escuelas de la UNAM se declararon en paro.

Los Colegios de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco y Naucalpan establecieron paros indefinidos, mientras que otras escuelas -como la Prepa 5, 6 y 7 o la Facultad de Veterinaria- se declararon en paro activo, es decir, que no suspenderían actividades.

Los estudiantes han calificado el discurso de Enrique Graue como de hipócrita, pues consideran que ha mantenido una postura pasiva frente a esta situación. Además, criticaron que cancelara la emisión de un mensaje a la comunidad estudiantil, el cual sucedería ayer por la tarde frente a Rectoría.

Sin embargo, a través de un comunicado el Rector dio a conocer la expulsión de 18 jóvenes pertenecientes a grupos porriles que participaron en las agresiones contra estudiantes.

“He firmado ya la expulsión definitiva de 18 individuos inscritos en la Universidad y están siendo enviadas al Tribunal Universitario para su ratificación. En las horas por venir continuaremos con los procesos de reconocimiento del resto de los golpeadores y de quienes facilitaron su llegada y propiciaron la agresión”, dijo.

Explicó que, luego de realizar las investigaciones correspondientes, la institución obtuvo las pruebas que señalaban a dichos individuos, miembros de los grupos “Treinta y dos”, del CCH Azcapotzalco; “3 de marzo”, del CCH Vallejos; la “Federación de Estudiantes de Naucalpan”, así como de otras organizaciones de vándalos.

Estos jóvenes, “son grupos de provocadores que obedecen a intereses ajenos a la Universidad y que, evidentemente, pretenden desestabilizarla creando un clima de inseguridad e incertidumbre”. También dijo que en las imágenes de los hechos se detectó a varios atacantes ajenos a la UNAM, contra las que se procederá penalmente.

“Las denuncias de los hechos ya fueron presentadas a la Procuraduría y se procederá, sin miramientos, ante quienes resulten responsables por actos de acción o de omisión”, agregó el Rector, e indicó que continuarán con el proceso de identificación de más agresores.

Además, dijo que como rector de la Universidad comparte el enojo, la indignación y el repudio a estos grupos. “Estoy claro, sin embargo, que no basta con reprobar enérgicamente los hechos ocurridos; es necesaria una acción definitiva que erradique para siempre estas oscuras y cobardes agresiones”, dijo.

Estudiantes de la UNAM manifestándose contra los grupos porriles. Foto: Alejandro Meléndez/Twitter

Estudiantes exigen soluciones

Además de las protestas y el paro de labores al que se sumaron los planteles de la UNAM, los estudiantes han exigido soluciones reales.

“No más comunicados de prensa con condenas a hechos de violencia en la UNAM, sí a soluciones reales”, pidió el estudiante Rodrigo Gillot, a nombre de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Gillot también anunció que se acordó ampliar de 48 a 72 horas el paro que mantienen los estudiantes de Ciencias Políticas, y adelantó que se realizará una nueva Asamblea el próximo viernes 7 de septiembre.

Por su parte, los estudiantes del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), que también se sumaron al paro de 48 horas, producirán material audiovisual que documente las acciones que se realizarán durante el paro, así como las marchas de diferentes facultades, desde la perspectiva estudiantil.

¿Por qué iniciaron las agresiones?

El lunes por la tarde, un grupo de cerca de 200 estudiantes del CCH Azcapotzalco se manifestaban pacíficamente en la explanada de la Torre Rectoría de la Universidad cuando  el grupo de porros los atacó.

Las agresiones dejaron 14 estudiantes heridos, dos de ellos de gravedad: Emilio Aguilar Sánchez, alumno de la Escuela Nacional Preparatoria número 6, y Joel Meza García, de la Facultad de Filosofía y Letras. Los dos jóvenes reciben atención médica en el IMSS.

Los alumnos llevaron su manifestación a Ciudad Universitaria luego de varios días de denunciar la falta de profesores en su plantel, así como el retiro de algunos murales, malos tratos y acoso.

Mientras los estudiantes leían el pliego petitorio que entregarían a Rectoría, fue que comenzó el ataque.

Las agresiones, captadas en videos difundidos en redes sociales y medios de comunicación, dejan ver que los agresores eran menores de 30 años, que portaban playeras blancas con franjas amarillas y las siglas de la UNAM.

El pasado 30 de agosto, María Guadalupe Patricia Márquez renunció a la dirección del CCH Azcapotzalco, tres días después de que un grupo de estudiantes tomara las instalaciones de dicho plantel para exigir el cumplimiento de sus peticiones. La renuncia fue aceptada por el Rector de la UNAM.