El gobierno de Andrés Manuel López Obrador planea que, en tres o cuatro años, Petróleos Mexicanos (Pemex) deje de importar gasolina y sea autosuficiente. Esto según fuentes consultadas por El Universal al interior de la paraestatal.

Con la nueva refinería de Dos Bocas, en Tabasco, y con la reconfiguración de los complejos de Salamanca, Tula y Salina Cruz, se podrá -dicen las fuentes- “tener la autosuficiencia a 100% de diésel y entre 90% y 92% de gasolina”. Del 8% restante, afirman, lo quieren dejar así para que el “propio mercado” lo puede absorber.

La autosuficiencia impactaría directamente en el precio de los combustibles al consumidor. Y es que, en el actual sistema, los costos que paga la gente en las gasolinerías están ligados a los mercados internacionales, lo que hace que el control sea menor. Ahora los precios no han bajado porque existe el factor “precio de importación”, que afecta a cómo se venden las gasolinas en los expendios de combustible.

La estrategia para dejar de importar gasolina, según las cuentes consultadas por El Universal, va bien. Ya se iniciaron los trabajos en la reconfiguración de la refinería de Tula, y en dos años y medio podría estar lista. En los casos de las de Salamanca y Salina Cruz están en “ingeniería”, y podrían estar listas en tres años y medio, o a lo mucho cuatro.

Respecto a la nueva refinería, la de Dos Bocas, en Tabasco, las fuentes indicaron que es necesaria, y que tiene un enfoque no solamente social, sino de soberanía y de autosuficiencia. El proyecto va bien, y están en una etapa de ingeniería. Pronto esperan comenzar la construcción.

Andrés Manuel López Obrador en la refinería Francisco I. Madero, en Tamaulipas.

Estas apreciaciones que da a conocer hoy El Universal coinciden con declaraciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador. El pasado 18 de marzo, en el aniversario de la expropiación petrolera, dijo en Tula, Hidalgo

Vamos a rehabilitar las seis refinerías y vamos a construir, como aquí se mencionó, una nueva refinería, que no se construye una nueva refinería, y no es casual, desde hace 40 años, tiene que ver con este periodo neoliberal.

¿Y para qué vamos a rehabilitar las seis refinerías y vamos a construir una nueva refinería? Porque queremos en tres años dejar de comprar la gasolina en el extranjero y producir en México todo lo que consumimos. Ésa es la nueva política. Y no es nada nuevo, así fue durante muchos años, éramos autosuficientes en producción de petróleo, autosuficientes en gasolinas, autosuficientes en productos petroquímicos y nos volvimos dependientes por la política económica neoliberal o política de pillaje.