Para que el ex Gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, logre pagar la fianza que le permita seguir su proceso por presunta defraudación fiscal en libertad, Diego Fernández de Cevallos ofreció como hipoteca un inmueble de su propiedad ubicado en Acapulco, Guerrero.

Se trata de un terreno ubicado en la exclusiva zona de Playa Diamante, con extensión de 53 mil 418 metros cuadrados y un valor de 402 millones 825 mil pesos, es decir, cuatro veces el monto de la fianza que Padrés debe pagar para obtener su libertad en el proceso por defraudación fiscal, de acuerdo con el diario Reforma

Diego Fernández de Cevallos. Foto: Especial

Padrés podrá obtener su libertad una vez que el juzgado federal admita en garantía el inmueble que ofreció el ex candidato presidencial, ya que un juez de Toluca ya admitió otra fianza de 40 millones de pesos para que el ex Gobernador de Sonora pudiera quedar en libertad por el otro proceso que se le sigue, por lavado de dinero.

Guillermo Urbina Tanús, titular del juzgado que instruye el caso de defraudación fiscal, estableció un plazo de tres días hábiles para que la Procuraduría General de la República (PGR) y el procesado manifiesten lo que a derecho convenga.

No obstante, se prevé que mañana el juzgado determine si Padrés abandona el Reclusorio Oriente.

Medios nacionales reportaron que Juan Miguel Ortíz Marmolejo, Juez Séptimo de Distrito en Procesos Penales de Toluca, determinó la posibilidad de que el ex funcionario pueda regresar a casa si además de la garantía económica, cumple con presentarse de manera periódica cada 15 días ante el juzgado federal que lleva su caso.

De igual manera, tiene prohibido salir del país sin autorización y la obligación de portar un localizador electrónico.

De acuerdo con Reforma, el terreno con el que Fernández de Cevallos ayudó al ex Gobernador de Sonora quedó constituido como hipoteca en favor del Juzgado Décimo Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales el pasado 11 de diciembre, ante el Notario Público 161 de la Ciudad de México, Roberto Teutli Otero

“Dos días más tarde fue inscrita en el Registro Público de la Propiedad de Guerrero y enseguida el instrumento notarial 65 mil 711 fue presentado a dicho juzgado, que instruye el proceso al ex Gobernador Padrés por una supuesta defraudación fiscal de 70 millones 415 mil 367 pesos”.

Para poder pagar la fianza de 40 millones de pesos, el cuñado de Padrés, José Arturo Dagnino Acuña, también hipotecó dos inmuebles: un terreno de 8 mil 800 metros cuadrados ubicado en el Fraccionamiento Centenario de Hermosillo, con valor de 11 millones 783 mil pesos y un inmueble de 7 mil metros cuadrados conocido como el Rancho Tres Puertas, con valor de 31 millones 664 mil pesos.

En febrero pasado una jueza federal del Estado de México dictó formal prisión a Guillermo Padrés por presunto lavado de dinero, por más de 10 millones de pesos. En diciembre de 2017, una autoridad judicial había cancelado esa acusación, aunque confirmó la formal prisión por defraudación fiscal.