Por: César Octavio Huerta (@zorrotapatio)

11 de abril 2015.- Para Eduardo Huchim y Esteban Garaiz, dos reconocidos ex consejeros electorales en la ciudad de México y Jalisco, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) ha violado de tal manera la legislación electoral que debe ser castigado con la pérdida del registro: destrozó la equidad de la contienda electoral.

Eduardo Huchim

¿De qué tamaño es la violación a la legislación por parte del Partido Verde?

— El Partido Verde, que no es partido ni es verde, sino un negocio familiar que es repudiado por el movimiento ecologista internacional, ha cometido una serie de violaciones constitucionales ilegales que ameritan les sea cancelado su registro aunque las autoridades electorales, particularmente el INE, no están considerando esta posibilidad.

El Partido Verde ha desplegado una campaña propagandística que viola la constitución y las leyes electorales y que las propias autoridades no han podido frenar, de tal suerte que ya acumula unos 189 millones de pesos en sanciones, lo cual a pesar de ser una cantidad importante, no alcanza a restaurar la equidad en la competencia electoral, una equidad que fue rota en mil pedazos por la campaña ilegal abusiva y descomunal del Verde.

Espectaculares, anuncios en los cines, objetos como las tarjetas de descuento, apropiación de programas gubernamentales como los vales para medicamentos y la envoltura de las tortillas. El Partido Verde ha obtenido ganancias en  intenciones de voto, pero sobre todo ha colmado la causal de nulidad que estipula la ley general de partidos políticos, en lo relativo a que ha incurrido en una violación sistemática a la normatividad electoral”.

El ex consejero electoral en el Distrito Federal, Eduardo Huchim. Foto: Internet

El ex consejero electoral en el Distrito Federal, Eduardo Huchim. Foto: Internet

¿Cómo es el proceso para quitarle el registro al Partido Verde?

— Tendría que hacerse el proyecto para retirarle el registro y una vez que eso se haga sería sometido a la votación de los consejeros del Instituto Nacional Electoral, que es al que le compete el otorgamiento y el retiro del registro de los partidos políticos”.

¿Hay posibilidad de que eso suceda, hay voluntad de las autoridades electorales o dejarán pasar estas violaciones del Partido Verde?

— Es posible que no actúen pero, en mi opinión, es lo que deben hacer los consejeros del INE a causa de la conducta del Partido Verde que se ha burlado de todas las autoridades. Ha llegado a una situación que no recuerdo yo de un partido político haya hecho lo mismo en el pasado.

¿Esto representa una prueba de fuego para el INE, para demostrar que son capaces de actuar?

— Es una prueba de fuego, si el INE no actúa conforme a esa necesidad de retirarle el registro al Partido Verde, entre las plumas del tucán se irá el prestigio que le queda al INE. Yo creo que las reacciones de indignación de los usuarios en las redes sociales ha sido causada porque las autoridades electorales no han podido frenar los actos ilegales a pesar de las sanciones económicas que les han impuesto.

Se debe hacer a la brevedad posible para que el Partido Verde no participe en la elección del 7 de junio, por haber roto de manera estrepitosa con la equidad en la competencia electoral. Una equidad cuya única forma de restaurarla es apartar al Verde de este proceso electoral.

El ex consejero electoral en Jalisco, Esteban Garaiz. Foto: Facebook

El ex consejero electoral en Jalisco, Esteban Garaiz. Foto: Facebook

Esteban Garaiz

¿Por qué el Partido Verde  ha cometido tantas violaciones a la legislación electoral? ¿Por qué la insistencia en ello? ¿Qué hay detrás de este comportamiento?

— Es clarísima la intención de la oligarquía: ya saben que la gente mayoritariamente está harta del PRI y del PAN y ya no pueden convencernos que la democracia es la alternancia. En consecuencia han lanzado la campaña Verde, la tienen orquestada desde la gran oligarquía, de la que son cómplices PAN y PRI y desde ahora el PRD, para no hablar de los enanos mercenarios entre otros el propio Partido Verde.

Es una vergüenza lo que está ocurriendo en Chiapas, hay dinero oficial a raudales por todas las paredes, por todos los muros, además de carteles de plástico nada ecológicos y el gobernadorcito guapo ya promoviéndose día con día en todos los medios de comunicación, incluida La Jornada, donde todos los días  aparece en una fotografía repartiendo equis, y griega o zeta.

El partido Verde fue expulsado de la confederación internacional de partidos verdes porque saben que es una burla y que de verde no tiene más que el nombre y el color oficial.

Rotundamente han desafiado a la autoridad electoral, que además se mueve sin dientes, con multitas ridículas que hacen que desobedezca descaradamente y rete a la autoridad electoral. A raíz de las sanciones y de quienes hemos subido la voz, de alguna manera, si no bajaron la presión mediática, ha bajado la confianza de la gente sobre los logros que no han tenido y nunca podrán justificar.

¿Lo que está haciendo el Partido Verde amerita que le quiten el registro?

— Es más que suficiente porque cualquier juez incluido el Tribunal Electoral del Poder judicial de la Federación, debe tener como criterio de justicia el que establecen las Naciones Unidas en su propio código internacional: x aequo et bono, es decir juzgar con el sentido común y la justicia, que va más allá de cualquier legislación escrita.

Es evidente que el Partido Verde está rompiendo descaradamente y con recursos públicos o peor aún de origen desconocido, están violentando el principio central de la actividad electoral que es la equidad. No es equitativa la contienda con un país manchado de verde, da tristeza decirlo porque el color verde es un color muy atractivo y respetable pero han manchado la nación y no es aceptable.

¿Cada que la autoridad electoral no actúa para quitarle el registro, eso vuelve vulnerable al INE? ¿Es una razón para no confiar en él?

— Eso también es un delito, no está cumpliendo la autoridad electoral. Se están burlando en su cara y aquellos aguantando estoicamente, tontamente, estúpidamente, la avalancha arrogante de este partidito mercenario que se sabe protegido por la gran oligarquía que lo compró.

¿Qué nos queda hacer ante esta situación?

— No nos queda más que protestar. Nuestra obligación es abrir los ojos de los ciudadanos y decirles cómo te vas a dejar llevar porque lleguen a tu casa por un registro indebido de tu domicilio y te lleguen invitaciones para el cine y toda esa serie de instrumentos que rompen descaradamente la equidad de la campaña.