Varios agentes de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) fueron emplazados por posibles prácticas monopólicas absolutas en el mercado de intermediación de valores de deuda que emitió el Gobierno federal.

Una indagatoria hecha por la Autoridad Investigadora del regulador de competencia determinó en un dictamen la posible existencia de colusión de dichos agentes.

“En su Dictamen de Probable Responsabilidad, la Autoridad Investigadora señala que tuvo conocimiento de hechos que posiblemente pudieran actualizar la comisión de prácticas monopólicas absolutas, esto es, arreglos con el objeto o efecto de manipular el precio de los valores de deuda o establecer obligaciones para no comercializar o adquirir una parte de estos”, indicó la Cofece.

Por tal motivo se estableció que se emplazará a la etapa de procedimiento seguido en forma de juicio, a cargo de la Secretaría Técnica de la Comisión, a los presuntos responsables de cometer las prácticas mencionadas.

De esta forma se busca que manifiesten lo que a su derecho convenga y ofrezcan pruebas relacionadas con las imputaciones hechas en su contra.

“Una vez realizadas estas manifestaciones, desahogadas las pruebas y presentados los alegatos correspondientes, el Pleno de la Cofece resolverá conforme a derecho”, explicó.

Si se comprueba que hubo conductas ilegales, los agentes económicos serían sancionados con multas de conformidad con la Ley Federal de Competencia Económica.

¿Cuáles fueron estas prácticas?

La Cofece obtuvo información entre la que figuran chats, correos electrónicos y llamadas telefónicas hechas por jefes de mesas de dinero de los bancos, operadores y directivos del Banco de México entre 2006 y 2016.

En esta información se ve cómo el Banxico se involucró en la política de manejo de tesorería de los bancos, manipulando las tasas sin importar las afectaciones a los ahorradores y al Gobierno.

Cuando, en 2006, Alejandra Palacios anunció que se investigaría el tema, José Antonio Meade  intentó detenerla.

Alejandra Palacios, Presidenta de la Cofece

Luego, con ayuda de quien fuera Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, Meade mandó hacer otra indagatoria que concluyó un mes antes de que terminara el gobierno.

Como resultado de esa investigación, a cargo del titular de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Jaime González, exoneró a todos los bancos y sólo los multó con 17 millones de pesos.

¿Quiénes están involucrados?

Desde hace una semana comenzaron a ser notificadas instituciones bancarias como:

  • BBVA, de Eduardo Osuna
  • Citibanamex, de Ernesto Torres Cantú
  • Santander, de Héctor Grisi
  • JP Morgan, de Felipe García-Moreno
  • Bank of America-Merrill Lynch, de Emilio Romano
  • Barclays, de Raúl Martínez Ostos
  • Deutsche Bank 

Además, como la Ley de Competencia Económica de la Cofece le permite irse 10 años atrás en sus investigaciones, se involucran las gestiones de Guillermo Ortiz y de Agustin Carstens.

Agustín Carstens, ex gobernador del Banco de México. Foto: Banxico/Flickr

¿Cómo operaban esta práctica?

En las subastas de valores gubernamentales se llegaban a acuerdos para que uno solo se llevara el 80 por ciento del monto y, posteriormente, éste repartía entre los demás participantes el total de los papeles que se negociaban.

En la subasta había bancos que contaban con muchos recursos y otros con pocos, pero la intención era nivelar los números, cuadrar diariamente las tesorerías y ganar con la fijación de las tasas.

Un banco concentraba la liquidez y con los demás iban controlando el exceso o el faltante de dinero, favoreciendo a Banxico al no desordenar el mercado de dinero y evitando que la tasa “se volara”.

Así, el fraude que los principales bancos hicieron en las últimas dos décadas a la deuda del Gobierno, particularmente de Certificados de la Tesorería es multimillonario.

El mercado de valores gubernamentales, incluidos bonos con tasas de interés fija, Bondes D y Udibonos es superior a los 6.2 billones de pesos anuales, es decir, el 30 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Se consideran como prácticas monopólicas absolutas a los contratos, convenios o arreglos entre agentes económicos competidores entre sí, cuyo objetivo o efecto sea la manipulación de precios, restricción o limitación de la oferta o la demanda, división o segmentación de mercados, así como la concertación de posturas en licitaciones, entre otras.

Además, el viernes pasado Bloomerg reveló que Cofece notificó a los siete principales bancos que su investigador encontró pruebas de posibles prácticas similares a las de los carteles para manipular los precios de los bonos del Gobierno.