Por: Jorge Gómez Naredo (@jgnaredo)

16 de abril de 2018. No falta quien dice muy así con toda la seguridad: “Andrés Manuel López Obrador es un violento”. Y no solamente eso, también menciona: “Morena es un partido de violentos”. Si uno le pregunta a esa persona, “oye, ¿y por qué López Obrador es un violento?”, lo único que suelen responder es a) porque tomó pozos petroleros b) porque hizo un plantón en Paseo de la Reforma y porque ha hecho “manifestaciones” y c) porque tiene vínculos con la CNTE. Digamos que ésas suelen ser las respuestas recurrentes. Las únicas. Las respiten cientos de veces, hasta el hartazgo.

Pero, ¿realmente Andrés Manuel es un violento? Veamos.

De los pozos petroleros: eso fue hace muchos años, en 1995, y en realidad no fueron “tomas” sino “bloqueos”. Y no lo decidió él, sino cientos de pobladores indígenas de Tabasco que le reclamaban a Pemex que no los robaran. Él los apoyaba, y estuvo ahí. La policía, violentamente, los desalojaron. Andrés Manuel no fue violento: tampoco lo fueron los cientos de pobladores que estaban ahí, bloqueando caminos a pozos petroleros para pedir no ser robados, para exigir justicia. Ellos no estaban violentando. Estaban protestando. Por eso, decir que AMLO fue violento ahí es una mentira. Una mentira enorme.

Andrés Manuel López Obrador, con pobladores indígenas de Tabasco, en los años noventa.

Andrés Manuel López Obrador, con pobladores indígenas de Tabasco, en los años noventa.

Ahora bien, se le acusa a AMLO de ser violento porque “tomó Paseo de la Reforma” e hizo manifestaciones en contra de Felipe Calderón cuando éste, en contubernio con el entonces IFE, los magistrados del Tribunal Electoral, Vicente Fox y el PRI, se robó la presidencia del país. Se olvidan quienes dicen que AMLO es violento que, en esas manifestaciones (consideradas las más grandes en la historia de México) no hubo ningún acto de violencia, ningún auto dañado, ningún vidrio roto. no se le impidió el paso a personas por las calles. Nunca se saqueó un negocio. Nada. Ante esto, ¿es acaso violencia organizar manifestaciones pacíficas para luchar por la democracia en el país? Por supuesto que no.

Hay quienes dicen que AMLO no es violento por él, sino por su “alianzas”, o por la gente que lo rodea. Una especie de violencia pos ósmosis… Indican que, al ser “cercano” a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), AMLO es violento. Dicen que todo lo que hace la CNTE, es por órdenes de AMLO. Esto es una estupidez.

La CNTE es una organización de profesores que ha sido estigmatizada por periodistas, comentadores de noticias, “intelectuales” de dudosa capacidad, y por el PRI y el PAN. Pero al final, la CNTE está conformada por profesores. Y al ser profesores, hay que dialogar y conocer sus problemas. Sin esos diálogos, que ha hecho AMLO y muchos otros políticos, jamás se podrá llegar a acuerdos.

Decir que AMLO manda a los de la CNTE es absurdo. La CNTE, en realidad, no se deja mandar. Son los profesores quienes deciden qué hacer, cómo y para dónde van. Lo que se precisa es diálogo, y no golpes. Y eso lo entiende perfectamente AMLO. ¿Querer dialogar con profesores es un acto de violencia?

El sábado pasado, José Antonio Meade fue a Oaxaca. Hubo tensión entre simpatizantes del príista. De repente, un enfrentamiento. Los del PRI dijeron que eran la CNTE, y entonces, como hacen siempre, acusaron a AMLO de ser violento. Después, el periódico Milenio, sin ningún tipo de rigor periodístico y engañando a sus lectores, indicó que líderes de la CNTE y candidatos de Morena habían sido los que provocaron la trifulca. Las fuentes no fueron imágenes, o grabaciones, o videos. No, las fuentes de los reporteros de Milenio fueron ¡las declaraciones de los líderes del PRI!

Hasta el momento no se sabe si realmente fueron miembros de la CNTE quienes estuvieron involucrados en la pequeña trifulca en Oaxaca. Todo indica que no, que fueron, más bien, personas ligadas al PRI. Por eso es doblemente cínico que acusen a AMLO de violento.

Morena es un partido joven, no tiene siquiera cuatro años de haberse fundado. Y jamás ha estado inmiscuido en un acto de violencia, como sí lo han estado los demás partidos políticos. Así pues, quien diga que “Morena es un partido violento” en realidad está mintiendo.

Pese a todo lo anterior, hay un mito de que “AMLO es un violento”. Pero ese mito, como cientos de mitos más entorno al tabasqueño, está basado en mentiras. Andrés Manuel jamás ha sido violento, jamás ha golpeado a policías, jamás se ha enfrascado en reyertas con fuerzas del orden público.

Ahora bien, desde el poder, cuando fue Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel jamás usó la fuerza pública para violentar a opositores, para reprimir. Nunca.

Por eso, quien diga que “AMLO es un violento”, está mintiendo. Sí, mintiendo.