Ayer, Andrés Manuel López Obrador les dio un consejo a los gobernadores. Dijo que si lo seguían, tenían más posibilidades de disminuir la inseguridad en las entidades que dirigen.

El mandatario aprovechó un pregunta de una reportera, quien le cuestionó su opinión sobre el descubrimiento de Fiscalía General, quien detectó una unión en la Ciudad de México entre los cárteles de Tláhuac, Jalisco Nueva Generación y el grupo de la Unión de Tepito.

Andrés Manuel respondió que en la capital del país se estaba ya atendiendo el problema de la inseguridad, y que se estaba haciendo de forma adecuada. Indicó que la violencia se había focalizado en dos alcaldías (antes delegaciones): la Gustavo A. Madero e Iztapalapa. Afirmó que gracias a las acciones de Claudia Sheinbaum, la jefa de gobierno de la capital del país, se estaban teniendo buenos resultados. Y es que, afirmó: “se está levantando temprano y está teniendo, al igual que nosotros, reuniones de gabinete de seguridad”.

Y fue ahí que lanzó el consejo a los gobernadores del país:

No es para cucar a nadie, pero si todos los gobernantes estamos temprano atendiendo el problema de la inseguridad y de la violencia, se avanza. Ya hay algunos gobernadores que lo están haciendo, que también se están levantando temprano, pero en la medida que haya más autoridades que no deleguen este problema a otras autoridades, sino que asuman ellos, los gobernadores, con todo respeto, los presidentes municipales, como algo fundamental levantarse temprano y, a ver, cuántos robos a casa-habitación, cuántos robos al transporte, si hubo homicidios, robo de vehículo, algo que es muy lamentable, que duele mucho, los secuestros.

Mencionó que estas acciones benefician en mucho, porque no es lo mismo reunirse todos los días y analizar lo que sucede, sin delegar esa funciones a otras personas.

Que la gente sepa que el presidente municipal desde las seis de la mañana está reunido con su secretario de Seguridad Pública y con sus colaboradores, que el gobernador está haciendo lo mismo y que en Palacio Nacional igual. Esto ayuda. No es que, a ver, tenemos una reunión sobre seguridad, cada semana, cada 15 días, ahí nos reportan si pasa algo grave, nos ponen en conocimiento, nos dan una tarjeta y ya.

Indicó que por la naturaleza del problema, por su gravedad, es importante que se tenga perseverancia y que las reuniones y evaluaciones se hagan de forma coordinada.