Hace algunas semanas los críticos de Andrés Manuel López Obrador pusieron el grito en el cielo cuando comenzaron a circular imágenes en redes sociales de la forma en cómo varios jóvenes gastaban el dinero que les entregaron de las Becas Benito Juárez, programa implementado por la nueva administración.

Los comentarios fueron brutales: “que para eso quieren el dinero, que lo gastan en cosas insustanciales, que es desperdicio de recursos, que no sirven de nada, que hay que ayudar a pescar no darles de comer…”.

Ayer comenzó a circular un video que nuevamente puso en la opinión pública la forma en cómo los estudiantes gastan el dinero de sus becas Benito Juárez, pero ahora, los críticos de AMLO y de estos apoyos sociales no han dicho mucho.

El lunes 6 de mayo jóvenes del Centro de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios (Cetis) número 87, ubicado en Delicias, Chihuahua, comenzaron a recibir las becas Benito Juárez, las cuales se entregan bimestralmente.

David Yépez, estudiante del Cetis que no fue admitido en los apoyos del gobierno federal y que tiene problemas económicas, fue sorprendido por sus compañeros que se cooperaron, con el dinero de sus becas recién recibidas, para, digamos, becar a su compañero.

El video muestra cuando los estudiantes juntan el dinero, lo ponen en un sobre y camina rumbo al salón. Ya en él, gritan “Yépez, ven”, y éste, que estaba platicando con otro compañero, se levanta de su butaca y camina. Uno de los jóvenes le da el sobre y le dice: “un regalo del salón”.

La respuesta de David, con una sonrisa enorme es: “ah, no mames, ¿todo?” y es ahí que se pone a llorar de la emoción.

Estudiante David Yépez, al recibir el apoyo de sus compañeros.

Cuando esto sucede, sus compañeros le dicen: “se vale llorar”