Según el documento de los cargos por los que se señala al ex director de Pemex, Emilio Lozoya, el exfuncionario era tan corrupto que desvío recursos de un soborno destinado al PRI, para adquirir una casa de 1.9 millones de dólares para su familia.

Este lunes, la Fiscalía reveló las acusaciones contra Lozoya, luego que España autorizara su extradición para que enfrente cargos por lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa, aunque podrían aplicársele cargos distintos a los que se le fincaron para ser arrestado en aquél país.

En México, autoridades han revelado que ofreció hablar sobre sobornos millonarios que habría pagado la constructora Odebrecht y sobre la compra que hizo Petróleos Mexicanos de una planta de fertilizantes a un precio inflado en 2015.

Sobre el tema, el Presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que Lozoya “ofrece hablar”, y que en nuestro país muchos esperan que el exfuncionario pueda implicar a grandes funcionarios del sexenio anterior, incluyendo al propio Enrique Peña Nieto.

Hay versiones que señalan que Lozoya, que ayudó a coordinar la campaña de Peña Nieto en 2012, usó dinero de sobornos para facilitar que el priísta llegara a la Presidencia.

Aunque según documentos judiciales dados a conocer este lunes, Lozoya habría pedido a Odebrecht 4 millones de dólares para la campaña de 2012, y se habría gastado la mitad en una propiedad a nombre de su esposa.

“A cambio de la ayuda prestada al Director Superintendente de Odebrecht para su posicionamiento en los Estados de Veracruz, Tamaulipas e Hidalgo, en el mes de marzo de 2012, el reclamado solicitó a aquél que realizase un pago a su favor para apoyar la campaña política del partido PRI”, señaló la Audiencia Nacional de España.

Entre abril y junio, y luego en noviembre, Odebrecth depositó hasta ocho transferencias por un total de 4 millones de dólares en cuentas relacionadas con la familia de Lozoya, pero “parte de dicha cantidad se destinó el día 23 de agosto de 2013” a la compra de un inmueble por 1.9 millones de dólares, “en el Estado de Guerrero… por la esposa del reclamado, Marielle Helen Eckers”.

Emilio Lozoya. Foto: Especial

Esta podría ser una referencia a una propiedad localizad en Ixtapa-Zihuatanejo, en la costa del Pacífico, que fue incautada por las autoridades.

Todo parecería indicar que 2013 fue un año lucrativo para Lozoya, pues los documentos indican que Odebrecht presuntamente le ofreció 6 millones de dólares en sobornos para que le consiguiera un contrato para renovar una antigua refinería.

A la larga, la compañía brasileña le habría otorgado a Lozoya 5 millones de dólares.

Pero eso no es todo: la empresa Altos Hornos de México, que después le vendió a Pemex una planta de fertilizantes a sobreprecio, le pagó al exfuncionario 3.4 millones de dólares en 2012, de los cuales, desvío 2.58 millones para comprar una propiedad en un lujoso vecindario de la Ciudad de México.

Hasta ahora, Lozoya siempre ha negado haber cometido algún ilícito, pero huyó de México y estuvo prófugo un mes en el extranjero, hasta que fue arrestado por la policía de Málaga, España, en febrero pasado.