Por: Redacción (@revistapolemon)

18 de julio 2018.- Mauricio Farah, secretario general de la Cámara de Diputados negó que los 500 legisladores que conforman la LXIII legislatura vayan a recibir 2 millones a su salida de San Lázaro y aclaró que sólo se llevarán más de 900 mil en agosto próximo.

Además dijo que en esta ocasión no habrá bonos de retiro, sino que sólo recibirán lo que les corresponde por ley, es decir, el aguinaldo correspondiente a ocho meses -93 mil 100 pesos-, el pago de dieta y asistencia legislativa -149 mil pesos- y el fondo de ahorro -donde en promedio guardaron el 12 por ciento de sus dietas-.

“No va a haber recursos adicionales para los diputados. Los diputados tienen derecho a lo que corresponde conforme a la ley, que es su dieta, que es su gratificación de fin de año, y que es lo que han venido ahorrando. No habrá más recursos. No tratemos de buscar algo que, en verdad, no existe”, declaró.

Aseguró que lo que se entregará está debidamente normado y regulado, por lo que no debe ser “satanizado” ni deben llevarse las cosas a extremos que no son.

“Finalmente, los diputados han venido aportando conforme a lo que cada uno ha venido decidiendo, un porcentaje, y podrá retirar ese recurso que ha puesto al final, al concluir la Legislatura”, puntualizó.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, el priísta Edgar Romo, recalcó que es importante aclarar que la suma que recibirán los diputados proviene de un fondo de ahorro que es aportado dentro del mismo salario de los diputados.

“Los diputados (muchos de ellos) no recibieron su salario de manera integral, sino que parte de este salario lo destinaron a generar un fondo de ahorro”, explicó.

Estas aclaraciones se dan luego de que se difundiera que los legisladores cobrarían aproximadamente 2 millones cada uno. Según publicó ayer el diario La Jornada, esta cifra sería la suma del ahorro de los diputados más una aportación del gobierno.

“Anualmente cada diputado ahorra en promedio 330 mil pesos al año, multiplicado por tres años que duran las legislaturas, serán alrededor de 2 millones de pesos, más los pagos antes mencionados, cada diputado que haya participado cobrará 2 millones 672 mil pesos al 30 de agosto”, decía La Jornada.

Además, Romo también opinó sobre la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de reducir los salarios a los nuevos legisladores, explicando que eso es algo que ya no le toca analizar a la actual legislatura, por lo que habrá que esperar.

“El ejercicio democrático que debe haber es analizar con mucha responsabilidad cualquier incremento o cualquier decremento en el salario público”, indicó.