Mirza Flores Gómez, diputada federal de Movimiento Ciudadano, regresó el pasado 26 de julio a su curul de San Lázaro y, este miércoles 1 de agosto, volvió a pedir licencia para separarse de su cargo por tiempo indefinido.

Según Excélsior, Durante los cinco días que asistió a la Cámara de Diputados, únicamente se dedicó a concluir sus trámites económicos con los que termina su labor legislativa, pues en ese periodo no hubo sesiones de las comisiones a las cuales pertenece, ni participó en ninguna actividad de la Comisión Permanente del Congreso, de la que no forma parte.

En marzo pasado, Flores solicitó licencia por tiempo indefinido, la cual comenzó a correr desde el 30 de ese mes. El miércoles 25 de julio anunció a través de la Comisión Permanente que se reintegraría a sus actividades legislativas a partir del 26 de julio.

No obstante, ayer la Mesa Directiva de la Comisión Permanente recibió de nuevo la petición de la diputada para que le fuera otorgada nuevamente una licencia por tiempo indefinido. Estuvo de regreso solamente por cinco días.

Mirza Flores Gómez. Foto: Especial

En esta última semana, ni las comisiones de Hacienda, Cambio Climático, así como Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados -de las cuales ella fue secretaria- tuvieron alguna actividad, al igual que el Comité de Información, de Energías Renovables y otros grupos de trabajo donde también es integrante.

Flores Gómez contendió por una diputación local en Zapopan Jalisco, la cual ganó. Tomará posesión de su nuevo cargo el próximo 1 de noviembre.

Con el retorno y la nueva licencia solicitada por Flores, son en total 20 los legisladores federales que ganaron por elección un nuevo cargo popular pero decidieron reincorporarse al Senado y a la Cámara de Diputados a pesar de que sólo les queda un mes antes de concluir su tarea constitucional.

Al regresar, les es posible cobrar su último mes de dieta por 120 mil pesos, así como finiquitar de manera personal sus trámites para recoger su seguro de separación individualizada, el cual, será para cada senador de al menos un millón 872 mil pesos.

Además de este seguro y el mes de dieta, los diputados recibirán la parte proporcional del aguinaldo.