Por: Reverso (@reversomx)*

22 de julio de 2016.- En México decir la verdad está penado por el Código Civil en su artículo 1916. Ahí se menciona con claridad que difundir una información, así sea cierta, puede tener consecuencias legales e incurrir en el delito de daño moral.

“Estarán sujetos a la reparación del daño moral de acuerdo a lo establecido por este ordenamiento y, por lo tanto, las conductas descritas se consideraran como hechos ilicitos: … I. El que comunique a una o mas personas la imputación que se hace a otra persona física o moral, de un hecho cierto o falso, determinado o indeterminado, que pueda causarle deshonra, descredito, perjuicio, o exponerlo al desprecio de alguien”.

Con este argumento, la empresa MVS, específicamente el dueño, Joaquín Vargas, está denunciando al equipo de investigación de la periodista Carmen Aristegui, al considerar que el libro “La Casa Blanca de Peña Nieto”, y específicamente el prólogo, le provoca un daño moral.

 

Ese libro da cuenta de la investigación del conflicto de intereses del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, con la constructora Grupo Higa, investigación que buscó frenar la empresa MVS donde laboraba Carmen Aristegui.

La nueva persecución en contra de la periodista y su equipo de trabajo se dio a conocer en un evento donde precisamente se presentaba el libro, y luego en un video que Aristegui dio a conocer a través de su portal de noticias.

En el video, la periodista señala directamente a Enrique Peña Nieto: “Señor Presidente, deje de mecer esa cuna”, refiriéndose a la persecución legal en contra de ella y su equipo de trabajo.

De hecho la demanda va más allá, también contra Penguin Random House, la editora del libro, para que le quite el prólogo a la obra y que además recoja los ejemplares distribuidos que aún no se venden.

Ricardo Cayuela, director de la editorial, señaló que la demanda contra Penguin Random House es inédita y con clara dedicatoria contra Aristegui.

“Para la editorial, la naturaleza de la demanda que enfrentamos es distinta a la de Carmen Aristegui y eso es un claro intento de dividirnos. La demanda hacia la editorial es extremadamente cuidadosa, nos piden que retiremos el prólogo de circulación, y por lo tanto, la obra. Además, nos piden una disculpa pública por haberla publicado”, explicó Cayuala en el sitio Aristegui Noticias.

“Están intentando dividir a la editorial de su autor y nosotros lo que estamos diciendo hoy es decir, vamos juntos, nosotros no estamos de acuerdo con esa separación, nosotros publicamos el prólogo porque cumple con las máximas exigencias periodísticas, porque contribuye a la información del libro, porque la investigación nace con la dirección de Carmen en el programa de MVS, ella dio seguimiento a los pasos de la investigación, ella fue testigo, ella fue la que la impulsó y dio a la luz pública. Por lo tanto, no hay nadie más autorizado para el prólogo que Carmen Aristegui, incluso hubiera sido un error editorial no tener ese prólogo”.

El equipo de investigación periodística de “La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto” son Daniel Lizárraga, Rafael Cabrera, Irving Huerta y Sebastián Barragán.

*Este trabajo forma parte de la revista Reverso. Conoce más del proyecto aquí: http://www.reversorevista.com/“.