Están con los pelos de puntas porque, según ellos (y ellas), con el nombramiento que hizo Andrés Manuel López Obrador de delegados/coordinadores estatales, se está “eliminando” el federalismo. Agregan que, como muchos coordinadores o son de Morena o fueron candidato de Morena, ya no habrá diferencias entre los coordinadores federales y las estructuras de Morena, y entonces se volverá a la época del “partido del presidente”.

Grita y gritan y gritan que no, que es algo malo, que lo que hace AMLO evidencia su autoritarismo, que quiere regresar a las “épocas del PRI”, que qué lástima de país el nuestro, gobernando por ese señor “enfermo de poder” que quiere restarle autonomía a las entidades y oh qué miedo…

Eso dicen. Pero veamos.

En este sexenio, y en los sexenios del PAN, y desde hace muchísimos años, ha habido delgados en cada entidad de prácticamente todas las secretarías. Cientos de delegados: que la delegada de la Sedesol en Jalisco, que el delegado de la SEP en Chihuahua, que el Delegado de la SCT en Hidalgo….

En todas las entidades hay varios delegados de las secretarias, y desde hace muchísimo tiempo, tanto los del PAN como los del PRI nombraron como delegados a gente de sus propios partidos.

Es decir, los analistas se asustan de algo que ¡sucede ya! y que desde hace muchos años ha sucedido. Que yo recuerde, los “intelectuales” de los medios de comunicación no criticaron que buena parte de los delegados que se nombraron durante los sexenios del PRI y del PAN, fueron miembros del PRI y del PAN. Nunca dijeron algo. Jamás.

Ahora se asustan porque habrá “coordinadores” que, como su nombre lo dicen, “coordinarán” a decenas de funcionarios públicos del gobierno federal para aplicar los programas sociales y vigilar que se lleven a cabo con eficiencia.

¿Acaso esto es autoritarismo? ¿Nombrar delegados o coordinadores de delegados significa autoritarismo?

Criticar a los coordinadores estatales de AMLO, como hacen estos señores (y señoras) de la “inteligencia mediática”, es tan absurdo como criticar el nombramiento de una persona en una secretaría porque dicha persona ¡es miembro de un partido político!

Desde hace muchísimos años, los gobiernos en México siempre han llegado vía partidos políticos, y es normal que la gente de esos partidos políticos ocupe puestos públicos (iniciando, claro está, con el candidato ganador de las elecciones presidenciales).

Ahora bien, a los miembros de la intelectualidad mediática les preocupa que “tengan mucho poder” esos coordinadores y que “operen para Morena”. Pero, ¿cuándo se preocuparon porque decenas de delegados nombrados por gobiernos del PAN y del PRI operaron para beneficiar a esos partidos políticos? Nunca

La intención de AMLO es tener un mejor control de la aplicación de los recursos federales en los estados y evitar que haya desfalcos, uso electoral de los recursos, corrupción, etcétera. Nadie en su sano juicio criticaría esa intención.

Además, nombrar delegados le corresponde a la presidencia. Es su derecho y punto.

Pero parece ser que los inteligentes analistas ven solamente lo que quieren ver, y se nublan cuando la realidad no corresponde con lo que ellos piensan que es la realidad. ¿O será que los gobernadores que se incomodan porque haya coordinadores estatales de la Federación le está hablan bonito a esa intelectualidad de los medios de comunicación?